Un preso que cumplía una condena de 30 años en la cárcel de Castellón por cometer un robo con homicidio en una autocaravana, no ha regresado al centro penitenciario tras un permiso al que legalmente tenía derecho, según informaron en un comunicado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

La Subdelegación del Gobierno de Castellón aclara que "no se ha producido ninguna fuga de internos del centro penitenciario de Castellón, sino que un preso, que había cumplido las tres cuartas partes de su condena, no ha regresado a la prisión una vez terminado el permiso al que legalmente tenía derecho, y que fue aprobado por el juez de vigilancia penitenciaria, previo informe positivo de la Junta de tratamiento penitenciario".

En prisión desde 1990

Su reingreso se debía haber producido el pasado día 3 de octubre, por lo que se trata de un quebrantamiento de permiso. Éste era el segundo permiso del que disfrutaba el preso, que llevaba en prisión desde 1990.

Su puesta en libertad por cumplimiento de la condena estaba prevista para el año 2011

Se encontraba en la prisión de Castellón desde 2004 y cumplía condena por la comisión de un robo con homicidio en una autocaravana. Su puesta en libertad por cumplimiento de la condena estaba prevista para el año 2011.

Una vez que se tuvo conocimiento de que el preso había quebrantado el permiso penitenciario que disfrutaba, se dictó la pertinente orden de búsqueda y captura.

La Subdelegación aclara que los permisos penitenciarios están contemplados en la Ley orgánica penitenciaria, y que se conceden en la fase última de la condena, a modo de preparación para la vuelta del condenado a la vida en el exterior.

Señala que hay que tener en cuenta que después de una larga condena, los presos han perdido todo contacto con la realidad del exterior.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CASTELLÓN