El lehendakari Juan José Ibarretxe está más cerca de sentarse en el banquillo de los acusados. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha desestimado los recursos presentados contra la decisión del juez instructor de continuar con la causa penal por desobediencia tras reunirse con la ilegalizada Batasuna.

Asimismo, la decisión afecta a los otros implicados en la causa, como son los socialistas Patxi López y Rodolfo Ares, y los miembros de la Izquierda Abertzale Arnaldo Otegi, Juan José Petrikorena, Pernando Barrena, Rufi Etxeberria y Olatz Dañobeitia.

La Sala de lo Civil y lo Penal aprobó la desestimación por mayoría, aunque con el voto particular de la magistrada Nekane Bolado. Bolado, que desde un principio se posicionó en contra del procedimiento del lehendakari, considera "legítima la petición de revisión" de la decisión del instructor, y dice que "se debería haber comprobado si resulta verosímil y probable" que los hechos que se imputan sean constitutivos de un delito de desobediencia.

A partir de este momento, corresponde al juez instructor decidir si se archiva la causa o continúa con la tramitación del procedimiento.

El Gobierno vasco, por su parte, acusa a la judicatura de "criminalizar el diálogo político" y critica la diferencia de criterios a la hora de elegir los procesos, ya que "el presidente Zapatero se ha reunido, ha hablado y ha dialogado con ETA y con Batasuna y este hecho no se ha considerado como un delito".

Encuesta

¿Crees que el lehendakari debe ser juzgado?

Sí, se reunió con miembros de un partido ilegalizado
25,62 % (72 votos)
No, tiene derecho a reunirse con quien considere
72,24 % (203 votos)
No me importa lo que le suceda a Ibarretxe
2,14 % (6 votos)