La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado hoy martes en la cadena Ser que el Ministerio de Fomento está analizando las razones por las que algunos compromisos en las obras del AVE en Barcelona no están siendo cumplidos por algunas de las empresas constructoras.

La cadena Ser afirma que OHL reclama a Fomento una deuda de 900 millones de la época de Álvarez-Cascos
De la Vega ha respondido así a las informaciones de la Ser que apuntan a la posibilidad de que OHL, empresa propiedad de
Villar Mir que está realizando las obras del AVE en Bellvitge (Barcelona), estuviera retrasando las obras de manera deliberada.

Los incumplimientos y los incidentes en las obras podrían provocar que el AVE no llegue a Barcelona el 21 de diciembre, tal y como había previsto el Gobierno.

"No pasa nada. Si no se puede hacer este día, se hará otro", contestó De la Vega preguntada por esta posibilidad.

El motivo al que apunta la Ser es que reclama a Fomento 900 millones por la expropiación de una mina en Galicia que acordó con el gobierno del PP cuando Álvarez-Cascos era el titular de este ministerio.

El Gobierno se plantea exigir responsabilidades económicas a las empresa por los retrasos en las obras o por las diferentes incidencias que están teniendo lugar en la construcción de las vías del AVE en Barcelona.

La ministra pide disculpas

Sobre las molestias que las últimas incidencias están provocando a los ciudadanos en Barcelona, la vicepresidenta aseguró que lo más importantes es que "las obras responden a la seguridad, aunque eso tenga consecuencias".

De la Vega ha pedido "disculpas" a los ciudadanos pero ha afirmado que "era necesario".

De momento, el corte de dos líneas de Cercanías continuará durante 15 días, según ha anunciado el responsable del AVE en Barcelona, Antonio Fernández Gil.

Se tienen que revisar el sistema de pantallas del túnel del AVE a su paso por Bellvitge, donde se han producido numerosos socavones en las últimas semanas, y analizar el estado del terreno.