Baltasar Garzón
El juez Baltasar Garzón, en una foto de archivo. (JORGE PARÍS) JORGE PARÍS

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha afirmado este martes que la propuesta del Gobierno de que los licenciados en Derecho con mejor nota puedan acceder a la carrera judicial sin opositar es uno de los "complementos" que puede tener el sistema actual, que "no debería desaparecer".

Para él, la propuesta del ministro de Justicia es "un proyecto que debería desarrollarse mucho más", pero lo acepta como "complemento".

Las críticas han llegado desde varios frentes, como la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), que considera que la pretensión de Mariano Fernández Bermejo, es una propuesta descabellada y un absoluto disparate.

Un opositor sabe más derecho que el más extraordinario y brillante de los licenciados

El portavoz de la APM, Antonio García, espera que ese anuncio sea sea "una de las habituales ocurrencias" del ministro, resultado de un mal día.

Lo que pretende el titular de Justicia son jueces "impregnados ideológicamente", considera García, que señala que si el juez español actual es independiente es porque no le debe nada a nadie y porque una oposición garantiza la "igualdad de armas y oportunidades".

"El ministro sabe, como sabemos nosotros, que un opositor sabe más derecho que el más extraordinario y brillante de los licenciados en Derecho", ha añadido García.

Zaplana: "Quiere poner a los hijos de sus amigos"

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha criticado también la propuesta del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para "poner a los hijos de sus amigos en la judicatura en el futuro".

Zaplana ha rechazado la fórmula de "los amigos de Bermejo directamente", de modo que "ya lo tienen mucho más fácil porque propuestas de esas, con este ministro de Justicia, son perfectamente posibles".

CGPJ: "Sistema difícil de mejorar"

El portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Enrique López, ha defendido el actual sistema de acceso a la carrera judicial porque, a su juicio, es "un buen sistema" y "muy difícil" de mejorar.

Aunque ha querido dejar claro que no iba a hacer "ninguna valoración respecto a la propuesta en concreto porque desconozco cuál es el articulado", ha reiterado que el modelo actual "está cumpliendo de manera muy sobrada la selección de jueces y magistrados".