Gipuzkoa disputa una carrera contra reloj al desaforado incremento del tráfico que sufre el territorio. En la Variante de San Sebastián y en algunos tramos de la N-I la situación se aproxima al colapso, informa Diario Vasco . La capacidad de ambos viales a duras penas absorbe la avalancha de vehículos, en gran parte camiones en dirección a la muga, que circulan por ellas cada día.

En la Variante de San Sebastián y en algunos tramos de la N-I la situación se aproxima al colapso

Eneko Goya, diputado foral de Infraestructuras Viarias, admitió ayer la gravedad de la situación, pero confió en que la apertura de las carreteras de alta capacidad ahora en construcción eviten el estrangulamiento de la red. Goya realizó estas manifestaciones en la presentación del estudio anual de aforos.

El documento recoge los datos sobre la intensidad del tráfico en la red de carreteras. El informe no presenta sorpresas respecto a los de años pasados. Una vez más, queda patente que la Variante de San Sebastián (A-8) y los tramos más cercanos a Donostia de la N-I registran una densidad de tráfico que pone los pelos de punta. Los datos corroboran lo que cualquier conductor habitual experimenta diariamente.

La densidad de tráfico es agobiante. El ranking de los lugares con más tránsito es el siguiente: Variante de Donostia (Aiete), 120.000 vehículos; Variante de Donostia (Intxaurrondo), 119.000; N-I (Andoain- Bazkardo), 71.000; A-8 (Pasaia-Oiartzun), 66.000; N-I (Errenteria-Capuchinos), 50.000; A-8 (Donostia-Zarautz), 39.000.

El trasvase de tráfico a las carreteras que se abrirán en los próximos dos años será un balón de oxígeno

Otras vías también presentan intensidad elevadas, como la N-638 entre Amute y el aeropuerto, con 27.000 vehículos y la N-121-A en Zaisa (Irun), con 20.000. Del análisis de los datos se concluye que las ocho carreteras de la red de interés preferente de Gipuzkoa, en concreto, la A-8, N-I, A-15, AP-1, N-121-A, N-I-A, N-634 y N-638, con una longitud de 254 kilómetros y que suponen el 20% de la totalidad de la red en servicio, concentran el 70% del tráfico del territorio.

La intensidad media diaria de este conjunto es de 26.000 vehículos al día. Goya, tras dar a conocer estos datos, explicó que el trasvase de tráfico a las carreteras que se abrirán en los próximos dos años será un balón de oxígeno. No obstante, señaló que la solución definitiva vendrá del uso del transporte público.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN