Búsqueda fusilados guerra civil
Una arqueóloga muestra el orificio de salida de un proyectil en un cráneo perteneciente al cuerpo de uno de los combatientes. Francisco Montero/EFE

La Asociación Pozos de Caudé ha iniciado ya los trabajos de exhumación de los cuerpos de 12 personas de la Comarca del Jiloca, que fueron fusilados en Calamocha durante la Guerra Civil. El testimonio de un vecino de Singra, ya fallecido, les ha llevado a buscarles en esa localidad, aunque de momento, lo que ha aparecido en la zona han sido los cuerpos de 6 soldados.

El testimonio de un vecino de Singra, ya fallecido, les ha llevado a buscarles allí

Francisco Sánchez, de la Asociación Pozos de Caudé, ha explicado que "por los objetos que llevan de cinturones, hebillas, cargadores, peines", los primeros restos que han aparecido, a unos 40 centímetros del suelo "pueden ser soldados que murieron en los enfrentamientos que hubo en las trincheras cerca de Singra".

A esos restos hay que sumar los testimonios del pueblo, incluidos los de "un abuelo del pueblo que nos dijo que él, personalmente había llevado alguno de los soldados muertos, que les obligaron a llevarlos hasta allí y que los echaron encima". De momento, no se sabe "si serán pocos, pero de la manera que están apareciendo los restos y los cuerpos parece que puede haber más, quizá hasta 20".

Tampoco se conoce, según Sánchez, a qué bando pertenecían los soldados, aunque pueden ser incluso de los dos bandos: "los vecinos nos dijeron que eran de los dos bandos. Se recogían por humanidad, por darle sepultura a los cuerpos". Lo que está claro es que son solados, porque entre los restos se han encontrado balas y munición y "los vecinos de Calamocha no llevaban armas".

De la manera que están apareciendo los restos y los cuerpos parece que puede haber más, quizá hasta 20

A pesar de este descubrimiento inicial, "confiamos que el sitio que se nos ha indicado siempre que estaban los de Calamocha, sea así". Por eso, Sánchez ha señalado que "a ser posible, queremos llevar a cabo la recuperación de los primeros restos, y luego, si tenemos suerte, ver si en otra capa estuvieran las 12 personas que buscamos".

Con esta exhumación se pone fin a los dos trabajos fundamentales que se marcó la Asociación Pozos de Caudé, puesto que el año pasado, la misma asociación recuperó los cuerpos de 11 personas en una fosa de Alcalá de la Selva. Además, Sánchez ha confirmado que "ya se trabaja en la identificación".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TERUEL