Un equipo de arqueólogos, dirigido por Jorge Díaz de la Torre, realizará en próximas fechas tres catas junto a la puerta de San Vicente de la Muralla de Ávila para analizar el posible origen romano de este monumento, dentro del proyecto de restauración promovido por el Ministerio de Cultura.

Queremos comprobar si hubo una muralla romana flanqueada por dos verracos

Según ha informado hoy el arqueólogo territorial de la Junta de Castilla y León, Francisco Fabián García, el objetivo principal de esta intervención arqueológica será "comprobar si hubo una muralla romana flanqueada por dos verracos", que sería el origen de la muralla medieval actual.

Esta actuación completará la realizada en 1999 en la base de la torre norte del arco de San Vicente, dentro del programa de asistencia técnica arqueológica de la obra de restauración del adarve de la Muralla de Ávila.

En ese caso, la intervención dejó al descubierto un verraco de piedra que aportó nuevos datos sobre su posible origen romano y la relación de este pueblo invasor con los poblados indígenas de la zona.

El verraco apareció en un nivel bajo, formando parte del cimiento del cubo norte que flanquea la puerta de la muralla y completamente tallado en la roca madre, de 1,70 metros de largo y 1,6 metros de altura, incluido su pedestal.

El verraco apareció formando parte del cimiento que flanquea la puerta de la muralla y tallado en la roca madre

Además de este verraco, datado entre los siglos I y II, hace ocho años también salió a la luz parte de una primitiva torre romana, que tenía su entrada por el mismo lugar que ahora tiene la Muralla actual, aunque aquella era algo más ancha.

Los arqueólogos consideran que en la base sur del arco de San Vicente podría aparecer el otro verraco que flanquearía la primitiva puerta de la Muralla y por ello el Ministerio de Cultura ha decidido realizar esta nueva intervención arqueológica, que ya cuenta con la autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta.

Junto a esta intervención arqueológica en la Muralla de Ávila también se realizarán otras tres en la Puerta del Alcázar y en el cubo número cuatro y la torre número veintinueve, aunque de menor calado.

Tanto la Puerta del Alcázar como en el cubo número cuatro, que conecta los lienzos este y sur del monumento, se realizarán lecturas de paramentos, según ha explicado el arquitecto territorial de la Junta.

Esto permitirá tener un estudio de la disposición de sus piedras y de posibles adosamientos a la Muralla en diferentes épocas.

La torre número 29, más conocida como el Arco del Carmen, será objeto de dos catas para analizar sus apoyos y el tipo de relleno que presenta en su interior.

MÁS NOTICIAS DE ÁVILA