El incendio forestal que se originó el pasado fin de semana en el sur del Estado de California (EE UU) , se ha adentrado unos dos kilómetros en el municipio mexicano de Tecate, según han informado fuentes oficiales.

El director de Protección Civil de Tijuana, Marco Antonio Sánchez Navarro, ha asegurado que el fuego cruzó en la tarde del lunes la zona limítrofe, en un área rural que se ubica a un kilómetro de donde opera una fábrica del grupo Toyota en la que se analiza el posible desalojo de sus trabajadores.

Los tareas para combatir el fuego en esa zona se han dificultado porque no hay visibilidad

Los tareas para combatir el fuego en esa zona se han dificultado porque prácticamente no hay visibilidad, dijo Sánchez, pero aseguró que esa región está deshabitada por lo que no hay riesgo de que, por el momento, la población resulte afectada.

Tijuana en alerta

Por otra parte, Sánchez Navarro dijo que las autoridades se mantienen atentas en la vecina localidad de Tijuana, amenazada por la llegada de otro "frente" de fuego por el norte, donde se ubica el aeropuerto internacional Abelardo L. Rodríguez.

El fuego, dijo, avanza rápidamente sobre territorio estadounidense, a ocho kilómetros al norte del aeropuerto de Tijuana, y se teme que las llamas, alimentadas por vientos de 115 kilómetros por hora, alcancen pronto esta localidad.

Ante esta situación, las autoridades del estado de Baja California han suspendido las clases en los centros de educación oficial de las ciudades de Tijuana, Tecate y Rosarito.

Máxima alerta en el sur de California

Por otro lado, los incendios forestales del sur de California están alimentados por fuertes vientos que se han intensificado en los alrededores de la ciudad de San Diego (California), donde más de 260.000 personas han recibido orden de evacuar sus residencias.

En el condado de Orange, el humo de los incendios obligó a evacuar una cárcel que alberga a más de 1.000 convictos

Además, los vientos intensifican los incendios en una región que, debido a la sequía, es fácil pasto de las llamas.

Una fuente oficial explicó que las principales casas afectadas por el fuego se encuentran en las comunidades de Escondido, Rancho Bernardo, Poway, Forest Ranch y Lake Hodges.

Evacuados en una cárcel

En el condado de Orange, el humo de los incendios obligó a evacuar una cárcel que alberga a más de 1.000 convictos y centenares de personas se refugiaron esta noche en el estadio Qualcomm, donde juega el equipo de fútbol americano San Diego Chargers.

Schwarzenegger pide ayuda a la Guardia Nacional

En una conferencia de prensa, Schwarzenegger señaló que, además de declarar el estado de emergencia el pasado domingo, ha llamado a 1.500 miembros de la Guardia Nacional, entre ellos 200 de la frontera con México, para ayudar en las tareas de desalojo.

"Ésta es una hora trágica para toda California", aseguró el gobernador y apuntó que en estos momentos "el enemigo número es el viento".