Un camión con 100.000 piezas de San Claudio sale hacia Marruecos
El Seprona inspeccionó el camión bloqueado en la fábrica.(Marcos F.G.)

El desmantelamiento de la centenaria fábrica de Loza de San Claudio vivió ayer un nuevo episodio. Un camión, con el que el propietario de la firma pretendía llevarse 100.000 bizcochos (piezas en bruto y sin decorar) y material a su nueva planta en Marruecos, logró salir.

La salida había sido bloqueada por los trabajadores y ex trabajadores de Loza de San Claudio desde el viernes. Pedían la intervención de la Consejería de Cultura, ya que las piezas pertenecían al modelo Naranco, protegido por la declaración de la locería como Bien de Interés Cultural.

Pero el Principado no lo entendió así. Para Cultura, la declaración ampara los moldes con los que se hacen las piezas. Los trabajadores piden, sin embargo, que se protejan los modelos, explicó ayer Gabriel Gallardo de Comisiones Obreras.

Lo que sí ordenó ayer Cultura fue inventariar las piezas. Lo hicieron agentes del Seprona, que, además, descubrieron en el camión productos químicos para cuyo transporte carecían de autorización, por lo que tuvieron que ser descargados, detalló el concejal de la Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos.

La guardia de tres días de los trabajadores no impidió la salida de las piezas. «Unos por otros, están dejando que Julio Ruiz de Alda, dueño de la locería, se lo lleve todo a Marruecos», lamentó Gallardo.

Frustración y soledad

Después de hacer guardia durante tres días y sus noches, los trabajadores y ex trabajadores de Loza de San Claudio vieron ayer marchar lo que habían estado protegiendo. «Están frustrados y se sienten solos», resumió ayer el concejal de Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda, Roberto Sánchez Ramos. Nadie de Cultura acudió para comprobar que las piezas que cargaba no estaban protegidas. Ahora pedirán una reunión a la Consejería para que considere proteger no sólo los moldes sino los modelos. «En tres meses, todo se hará en Marruecos», concluyó el concejal.