Justin Trudeau
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Youtube

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha tildado este lunes de "atentado terrorista dirigido contra los musulmanes" el tiroteo en una mezquita de Quebec, que se ha saldado con al menos seis muertos.

"En nombre de todos los canadienses, Sophie -su esposa- y yo ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos de los fallecidos, y deseamos una pronta recuperación a los que han resultado heridos", ha dicho.

En su comunicado, Trudeau ha indicado que "mientras las autoridades investigan y se confirman los detalles, es descorazonador ver esta violencia sin sentido". "La diversidad es nuestra fortaleza, y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros, como canadienses, valoramos profundamente", ha agregado.

Así, ha manifestado que "los canadienses musulmanes son una parte importante de la fábrica nacional, y estos actos sin sentido no tienen lugar en nuestras comunidades, ciudades y país".

La diversidad es nuestra fortaleza, y la tolerancia religiosa es un valor que nosotros "Las autoridades canadienses protegerán los derechos de todos los canadienses, y harán todos los esfuerzos necesarios para capturar a los responsables de este acto y de todos los actos de intolerancia", ha remachado.

El primer ministro ha querido también trasladar un mensaje claro "al millón de musulmanes canadienses" que viven en el país, para que recuerden que "esta es su casa", les ha dicho.

"Los responsables de este tipo de ataques quieren alterar nuestros valores, dividirnos, crear odio. En cambio, nosotros abriremos nuestros corazones", ha dicho.

Minutos antes, el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, ha hablado también de "acto terrorista" tras el tiroteo. "Después de este acto terrorista, he pedido a la Asamblea Nacional de Qubec que nuestra bandera ondee a media asta", ha indicado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter, junto al 'hashtag' #tousunis (Todos unidos).

La Policía de Quebec ha asegurado que la situación está "bajo control" tras el tiroteo, recalcando que "el lugar ha sido asegurado y los ocupantes han sido evacuados".

Poco antes, había confirmado que el suceso se ha saldado con víctimas mortales, sin facilitar un balance, agregando que dos personas han sido detenidas. Por su parte, el director de la mezquita ha elevado a seis o el número de muertos.

La Policía ha establecido un perímetro de seguridad alrededor de la mezquita y centro cultural islámico, ubicada en el barrio de Sainte-Foy. En el interior de la mezquita se encontraban decenas de personas en el momento del tiroteo.