México insiste en que "no pagará un centavo" del muro y Trump dice que "ama a los mexicanos"

  • El ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, ha asegurado que Washington está ahora en una "encrucijada".
  • Ha atribuido la insistencia de Trump en torno a la polémica infraestructura a la necesidad de hacer ver que está cumpliendo sus promesas de campaña.
  • Guajardo ha negado una "guerra comercial" entre los dos países, a pesar de la evidente tensión en las relaciones bilaterales.
  • La Casa Blanca confirmó que Trump y Peña Nieto, presidente mexicano, hablaron por teléfono durante una hora.
  • Trump ha contado que la llamada "ha sido amistosa".
Fragmento de un muro de acero construido en la localidad de Sunland Park, Nuevo México (EE UU), en la frontera con México.
Fragmento de un muro de acero construido en la localidad de Sunland Park, Nuevo México (EE UU), en la frontera con México.
EFE
El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaraba abiertamente ante los medios en la rueda de prensa junto a la Primera Ministras Británica, Theresa May, su amor por los mexicanos y la buena relación existente entre ellos en un aparente intento de reconciliación.

El ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, ha insistido este viernes en que México no va a asumir ni siquiera parcialmente el coste de la construcción del muro fronterizo anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ha asegurado que Washington está ahora en una "encrucijada".

Guajardo ha recordado, en una entrevista con la cadena Televisa, las tesis que ha venido manteniendo durante estos últimos meses el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Así, ha reiterado que la construcción de un muro "no es una solución correcta" a los problemas fronterizos y ha apuntado que, "simple y llanamente, los mexicanos nunca van a 'pagar un cinco'".

El ministro mexicano ha atribuido la insistencia de Trump en torno a la polémica infraestructura a la necesidad de hacer ver que está cumpliendo sus promesas de campaña, pero para Guajardo lo que ha hecho el mandatario norteamericano es meterse en una "encrucijada". "Ahora tienen que encontrar la salida", ha añadido.

La Casa Blanca ha planteado la posibilidad de gravar las importaciones mexicanas con un impuesto del 20%, si bien oficialmente no existe un proyecto claro sobre la financiación del muro. El objetivo de Trump es que el país vecino pague el "cien por cien" del proyecto.

"Quedó clarísimo que se movieron para desmantelar la amenaza, porque nadie quiere arriesgar la relación comercial entre estas dos naciones", ha asegurado Guajardo, que ha atribuido las sucesivas aclaraciones a la "impredicibilidad".

El ministro mexicano ha negado una "guerra comercial" entre los dos países, a pesar de la evidente tensión en las relaciones bilaterales. "Es grave la crisis, pero estamos trabajando para destrabarla. No podemos tomar la simpleza de decir 'se van a la porra'. Para México es fundamental mantener la relación con Estados Unidos", ha subrayado Guajardo.

Charla de una hora

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario de México, Enrique Peña Nieto, han mantenido este viernes una conversación telefónica que se ha prolongado durante más de una hora, según una fuente de la Casa Blanca.

Los dos líderes han hablado un día después del cruce de declaraciones que derivó en la cancelación de la reunión bilateral que Trump y Peña Nieto iban a celebrar el próximo martes, 31 de enero.

Horas después, Donald Trump explicó que su charla con Peña Nieto ha sido "fructífera. Amo a los mexicanos, pero han negociado un tratado que hace que tengamos un déficit de 60.000 millones de dólares, las drogas están llegando por la frontera y no voy a permitir que eso suceda".

Añadió que "tenemos una relación muy buena el presidente Peña Nieto y yo y vamos a trabajar para trener una relación más justa; no nos podemos permitir perder negocios y empresas y millones de trabajadores pierdan su trabajo, vamos a renegociar todos nuestros acuerdos comerciales y al final creo que va a ser beneficioso. Ha sido una llamada amistosa, espero que Peña Nieto diga lo mismo, y espero en los próximos meses renegociar esas condiciones y veremos qué sucede. Voy a representar a los ciudadanos de EE UU, no como pasados líderes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento