«Mi casa parecía una fuente de tantos chorros que había», señala Lucía Borrás. Ella, junto con otros catorce dueños de inmuebles del barrio de la Virgen del Carmen (al final de Serrería), sufre goteras desde hace cuatro meses.

A principio de junio, operarios del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) se acercaron allí para picar las cornisas de los tejados ante el peligro de desprendimiento y para instalar unas placas aislantes en los agujeros, para impedir que el agua se filtrara en los pisos.

Sin embargo, a finales de junio, la intervención se quedó a mitad. Desde entonces, los vecinos tienen los cubos preparados en el comedor para cuando llueve.

Desde el IVVSA han explicado: «La instalación de las placas aislantes forma parte de una segunda fase que aún está por adjudicar».

Dinos

... si te ha pasado algo parecido

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20valencia20minutos.es correo l Xàtiva, 15, 8 A; 46002 Valencia o en www.20minutos.es

Una afectada

María. Tiene 53 años, ama de casa

«Tengo miedo a electrocutarme»

María es una de las vecinas afectadas por las goteras. «Mi comedor está lleno de cubos de la ropa que utilizo para almacenar agua. Tengo cuatro agujeros en el techo de los que cae el agua a chorros. La semana pasada no pude dormir. Lo tengo todo apagado por miedo a electrocutarme».