La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) criticó ayer el anuncio del derribo del cine Goya, que una promotora quiere reconvertir en un edificio de oficinas. Apudepa reclama que este inmueble se conserve íntegro (está previsto mantener las fachadas y algún elemento decorativo) y ha solicitado al Ayuntamiento que lo adquiera para convertirlo en sede de la nueva filmoteca municipal.