La carretera entre Santa Fe y Granada (la A-92G) registró durante 2006 un 7% más de vehículos. Se trata de la vía dependiente de la Junta con mayor crecimiento de tráfico. El año pasado circularon por ahí 43.124 vehículos de media al día, casi 3.000 más que en 2005.

La presión de tráfico de esa entrada y salida de la ciudad se vio aliviada el año pasado con el paso subterráneo que evita la rotonda de acceso a la circunvalación. Pero aún queda ahí la conflictiva travesía de Santa Fe, donde la Junta hará otro paso subterráneo –las obras ya están adjudicadas– para solventar el cruce con semáforos.

La segunda carretera que más crece es la A-92 entre Atarfe y Santa Fe, con casi 32.000 vehículos (casi un 7% más que en 2005). La Ronda Sur le sigue de cerca y es, precisamente, la vía de la Junta con más intensidad de tráfico. Durante 2006 pasaron por ahí 70.648 vehículos, un 6% más. Le sigue en volumen de tráfico la A-92 a la altura del aeropuerto – entre Chauchina y la incorporación de la carretera de Santa Fe–, con 50.477 vehículos al día y un 3,5% de incremento.