La mujer portuguesa que fue detenida el pasado sábado en Huelva tras conducir varios kilómetros en dirección prohibida por la autopista A-49 en dirección a Sevilla ha pasado por el Juzgado de Guardia de Huelva, y el juez ha decretado prisión sin fianza para la mujer.

La mujer no tenía indicios de tener una tasa alta de alcohol

Se le imputan dos delitos de atentado contra la seguridad del tráfico y desobediencia grave, la que determine en qué situación quede.

La acción de esta persona, una mujer de 60 años vecina de Estoril (Portugal) que llegó a circular a 200 kilómetros por hora por la citada vía, provocó tres accidentes.

Pudo recorrer 60 kilómetros

La mujer accedió a la autopista en dirección contraria en Portugal, posiblemente en el puente internacional sobre el río Guadiana, y cuando fue interceptada por la Guardia Civil, en San Juan del Puerto (Huelva), intentó escapar de los agentes, que finalmente la detuvieron.

Las fuentes indicaron que la mujer no tenía indicios de tener una tasa alta de alcohol y pudo conducir unos 60 kilómetros.