Un informe psiquiátrico dice que al conductor que circuló el pasado 11 de marzo en sentido contrario por la A-6 y provocó un accidente en Vega de Valdetronco (Valladolid) en el que murieron dos personas, no se le puede imputar un delito penal. Según el estudio, el acusado sufre esquizofrenia paranoide, lo que anula  sus capacidades volutivas. El presunto kamikaze se encuentra ingresado en Alicante, informó Europa Press.