Prostitutas en el Ayuntamiento.
Un grupo de prostitutas protesta ante el Ayuntamiento de Madrid.

Los clientes de las aproximadamente 400 prostitutas que, según el Ayuntamiento de Madrid, ejercen en las calles de la capital serán los principales destinatarios de la campaña que se puso en marcha ayer y que pretende sensibilizar a toda la población contra la trata de mujeres y niñas.

Una unidad móvil y agentes de la Policía Municipal se encargarán de difundir en la calle y en centros especializados 7.500 trípticos en español, francés, inglés, rumano, búlgaro y chino, y en las zonas donde más se concentra la prostitución.

El PSOE scriticó ayer la iniciativa por "falta de recursos"

Los folletos explican las principales consecuencias físicas de la trata de mujeres, tales como temblores, dolores de cabeza, fracturas, cicatrices, ansiedad, pesadillas, desconfianza, farmacodependencia o aislamiento social. Al reparto de trípticos se sumará la exhibición de unos 500 carteles y el uso de un 150 marquesinas con mensajes de concienciación.

"Por un lado, queremos hacer ver al posible cliente el drama de tráfico que podría haber detrás de una prostituta. También buscamos borrar ese estereotipo de que las prostitutas lo son porque quieren, porque muchas veces están obligadas", declaró ayer Rocío de la Hoz, directora general de Igualdad de Oportunidades del Consistorio. La campaña se extenderá hasta el domingo. El PSOE criticó ayer la iniciativa por "falta de recursos".