Desde que ganó su primer Campeonato del Mundo de Fórmula 1 hace ya tres años, Fernando Alonso ha creado afición en España. Tanto es así, que la audiencia de esta competición no ha hecho más que crecer. En el Gran Premio de Brasil de este domingo, con el título en juego, el asturiano concentró en Telecinco el 57% de la cuota de pantalla; esto es, a 8.438.000 espectadores.

Los rifirrafes con McLaren y lo apretado de la clasificación han hecho que de las 17 carreras disputadas, 12 fueran el espacio más visto del día, y que las cinco carreras restantes no bajaran del séptimo puesto en el ranking. El 25 de septiembre de 2005 Alonso ganaba su primer Campeonato del Mundo en el circuito de Interlagos, en Brasil, y a la vez hacía en España un 55,7% de cuota de pantalla y 7.179.000 espectadores. El año pasado, con su segundo campeonato,  logró un récord de espectadores, con 8.620.000 millones de forofos pendientes de él, y una media del 56% de share.

Este año, en el Gran Premio de Malasia (8 de abril), la audiencia de Alonso llegó hasta el 61%, aunque por emitirse de madrugada sólo tuvo 2.411.000 espectadores. En el celebrado en España, (13 de mayo), el 47,1% de la audiencia y 5.524.000 espectadores siguieron al piloto por la tele.

Histórico de audiencia. Los hitos de la tele

Las audiencias se miden en España desde 1992. El programa más visto fue la gala de Eurovisión de Rosa,  en 2002 con 14.380.000 espectadores, seguida de la final de la Copa de Europa entre el Bayern y el Valencia en 2001, con 13.630.000.

Audiencias deportivas. El fútbol es el rey

El pasado sábado, el primer partido de Liga emitido en Telecinco también batió récords. Nada menos que 4,5 millones de espectadores siguieron el Villareal-Barcelona, llegando a un 37,9% de cuota. El minuto de oro reunió a 6,5 millones.