Una semana de desbroce
Río Guadalmedina. (J. C.)
Dos operarios llevan una semana limpiando los laterales del río Guadalmedina (foto). El estado de conservación de la vegetación es deplorable y no hay un equipo de jardineros que se encargue de su cuidado día a día. El resultado: tupidas marañas difíciles de podar.