Peña Nieto rechaza la creación de un muro que no pagará

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en un mensaje a la nación tras firmar Donald Trump su polémico proyecto de construir un muro en la frontera con México.
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en un mensaje a la nación tras firmar Donald Trump su polémico proyecto de construir un muro en la frontera con México.
@EPN

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, reprobó este miércoles la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de ordenar la construcción de un muro en la frontera común y reiteró que México no pagará dicha barrera.

"Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que desde hace años, lejos de unirnos, nos divide. México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez, México no pagará ningún muro", aseveró en un mensaje televisado.

Asimismo, dijo haber ordenado a la Secretaría de Relaciones Exteriores reforzar las medidas de protección a los mexicanos que se encuentren en Estados Unidos.  "Los 50 consulados en Estados Unidos se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de migrantes", abundó.

EPN, como se le conoce n México, enfatizó que las órdenes ejecutivas firmadas por Trump relativas a México "ocurren en un momento en que nuestro país está iniciando pláticas para negociar las nuevas reglas de cooperación, comercio, inversión, seguridad y migración en la región de Norteamérica".

Dijo que con base en el reporte final de los funcionarios mexicanos que se encuentran en Washington, "y previa consulta con la representación de la Cámara de Senadores y de la Conferencia Nacional de Gobernadores", tomará decisiones sobre los siguientes pasos a seguir.

"México ofrece y exige respeto, como la nación plenamente soberana que somos. México refrenda su amistad con el pueblo de los Estados Unidos y su voluntad para llegar a acuerdos con su Gobierno, acuerdos que sean en favor de México y los mexicanos", acotó.

Trump ordenó este miércoles iniciar la construcción del muro con México y recrudeció la política hacia los inmigrantes indocumentados, con la promesa de construir más centros de detención y negar fondos federales a las ciudades que traten de protegerlos.

Mientras ello ocurría, los secretarios mexicanos de Exteriores, Luis Videgaray, y Economía, Ildefonso Guajardo, sostenían una reunión que se prolongó durante 10 horas con funcionarios del Gobierno de Trump en la Casa Blanca.

Reunión suspendida

Peña Nieto aunque en un primer momento había confirmado la reunión, ha terminado por cancelarla. Algo para lo que ya había recibido una serie de presiones.

El senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Armando Ríos Piter instó al Ejecutivo a cancelar "de inmediato" la visita a la Casa Blanca, la segunda que mantendrá el republicano con un mandatario extranjero después de la que llevará a cabo este viernes la primera ministra británica, Theresa May.

Para el legislador, "acciones hostiles" de Washington como la construcción del muro significan que "los Estados Unidos no requieren ningún tipo de colaboración por parte nuestra", según un comunicado de la Cámara alta.

Agregó que tampoco hay "condiciones para abrir una renegociación del Tratado de Libre Comercio (de América del Norte, TLCAN)", como pretende el presidente estadounidense, quien considera que este daña los intereses de su país.

En relación con la visita de este miércoles de los ministros mexicanos de Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, a Washington, Ríos Piter consideró que "habría que dejar claro que no hay condiciones en este momento para hablar de nada".

"No debemos caer en ese juego"

El senador Miguel Barbosa, coordinador parlamentario del PRD, se sumó a Ríos Piter y opinó que EE.UU. "echó por tierra la bandera de la tolerancia, la libertad y la democracia que esta nación decía defender".

La construcción del muro, la cancelación de fondos federales a las ciudades santuario que protegen a los indocumentados y el endurecimiento de la frontera, incluyendo la construcción de más centros de detención, son "actos de agresión contra México, contra Latinoamérica, contra el mundo, contra la libertad", añadió.

"El presidente Peña Nieto no tiene por qué correr el riesgo de que Trump pretenda imponer sus condiciones; no debemos caer en ese juego", afirmó Barbosa.

Por otra parte, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, consideró "un insulto" el anuncio de la construcción del muro "justo antes de la visita" de Peña Nieto a EE.UU., e insistió en que "no hay condiciones" para esa entrevista.

"O se cancela la reunión con Donald Trump o se asiste a decir públicamente, de frente, y con absoluta firmeza que México rechaza el muro y no pagaremos ni un centavo por él", sentenció el dirigente del partido conservador en un vídeo publicado en las redes sociales.

Poco después de firmar la orden ejecutiva para comenzar "en meses" la construcción de una "gran barrera física en la frontera", Trump aseguró en un acto en el Departamento de Seguridad Nacional que la relación con México "va a ser mucho mejor" con esta iniciativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento