pizarra digital
Pizarra Digital Interactiva. Mª Jesús Borjabad

Es cuestión de años que la pizarra convencional, tal y como la hemos conocido desde los tiempos de los griegos, desaparezca de las aulas. O al menos así lo indican las nuevas tendencias tecnológicas y pedagógicas con la introducción de las Pizarras Digitales Interactivas . El profesor se olvida de la tiza e introduce a los alumnos en un mundo de posibilidades informáticas y audiovisuales a través de esta moderna herramienta.

El profesor se olvida de la tiza e introduce a los alumnos en un mundo de posibilidades informáticas y audiovisuales

El profesor de Tecnología Educativa de la Universidad Autónoma de Barcelona, Pere Marquès Graells ha definido la Pizarra Digital Interactiva como "un sistema tecnológico, generalmente integrado por un ordenador, un videoproyector y un dispositivo de control de puntero, que permite proyectar en una superficie interactiva contenidos digitales en un formato para la visualización en grupo" y añade que "se puede interactuar directamente sobre la superficie de la proyección".

Todo lo que puedo hacer en un ordenador lo puedo llevar a la pantalla


Al margen de las definiciones hemos estado en una clase impartida en el CFIE (Centro de Formación e Innovación Educativa) de Soria en la que los docentes aprenden a utilizar este instrumento. Ramiro Garijo es el ponente del curso y quien insiste en la ventaja de la interactividad y la capacidad hacer un uso rápido e inmediato de imágenes al impartir las lecciones. "Todo lo que puedo hacer en un ordenador lo puedo llevar a la pantalla", señala. Nos muestra que se puede escribir, como en las convencionales. Es, además, capaz de reconocer la letra y transformarla en caligrafía digital, aprovechar los hipervínculos, crear un banco de imágenes, proyectar un vídeo, conectarse a internet, etc. Múltiples opciones que la pizarra Prometheam a través del software Active Primary puede ejecutar. Eso, sí, que nadie se engañe. Las actividades no están elaboradas, es el profesor quien debe desarrollarla para después trasladarla a los alumnos. "No se puede ir a clase a improvisar si no que exige todavía más preparación sobre una clase que con una pizarra convencional", indica Garijo, quien advierte que es la forma de aprovechar bien los recursos que ofrece este sistema tecnológico.

Proceso laborioso pero útil

Precisamente es lo que comenta Ana Molinero, una de las docentes y alumnas del curso. En su opinión preparar una actividad es muy laborioso para el profesor. "Resulta muy bonito pero tienes que echar muchas horas porque hay que elaborar la actividad y no controlas el manejo". Se refiere a que las editoriales todavía no han puesto a la venta en el mercado programas de actividades, sin embargo, asegura que la Pizarra Digital Interactiva es un utensilio "fenomenal, para utilizar en clase y enseñar en grupo". Para esta usuaria el aprendizaje no es complicado.

Otro de los profesores, Julio Pérez, nos enseña la actividad que está preparando para los niños de tercero de primaria en el área de conocimiento del medio. Son las partes del cuerpo humano. La pizarra digital le permite descubrir el nombre de una parte del corazón para comprobar si es correcta, una vez que el niño ha dado la respuesta. Pérez asegura que "es un recurso bastante útil a la hora de dar clases".

Espero que tal y como la conocemos dure poco


"Debe evolucionar"

En este momento, todos los centros de educación primaria de Soria han sido dotados con una pizarra digital. La aceptación por los alumnos está siendo buena pero todavía el uso es incipiente. Miguel Arias, asesor de Tecnologías de la Información del CFIE en Soria explica que es "un elemento que ha nacido en las aulas" a diferencia de otros instrumentos informáticos con un uso originario militar, o empresarial que con posterioridad se han adaptado a la docencia. Afirma que los estudiantes han aceptado su uso de buen grado y señala que "los alumnos han nacido con esta tecnología, los profesores nos hemos tenido que adaptar". Arias nos enseña una segunda pizarra digital es la Smart Board. Ésta, a diferencia de la anterior, permite incluso escribir con el dedo, aunque el uso es similar.

Quienes la han usado también se han dado cuenta de sus inconvenientes; Quien la utiliza debe estar muy pendiente para no tapar con su sombra la proyección del cañón en la pizarra. Es además un recurso caro.

"Espero que tal y como la conocemos dure poco" incide Arias. Hace esta afirmación aclarando que deben evolucionar eliminando el proyector y sustituyendo la actual base por pantallas retroproyectadas, monitores de plasma o con una tecnología similar.

Los alumnos de este instrumento pedagógico son de momento los profesores pero quienes la conocen están seguros de que su aprendizaje no es un handicap. Según Ramiro Garijo para utilizar la Pizarra Digital Interactiva sólo es preciso un conocimiento informático a nivel usuario.


MÁS NOTICIAS DE SORIA