Vecinos de Blanes movilizándose para denunciar los recortes sanitarios después de la muerte de una niña de 8 años.
Imagen de los vecinos de Blanes movilizándose para denunciar los recortes sanitarios después de la muerte de una niña de 8 años. ACN

Unos 200 vecinos se han concentrado este miércoles por la mañana en Blanes (la Selva) para denunciar los recortes sanitarios después de la muerte de una niña de 8 años mientras esperaba una ambulancia pediátrica que la tenía que trasladar desde el hospital comarcal hasta Trueta de Girona.

Los manifestantes critican que, a raíz de los recortes, el hospital de Blanes ha perdido especialidades y se ven obligados a desplazarse a centros de otras poblaciones.

La abuela de la niña, que también ha querido ser presente en la movilización ciudadana, ha asegurado que su nieta estaba "sana" y ha cuestionado que la investigació abierta por la Conselleria de Salud aclare qué pasó. "Se aclarará el que quieran que se aclare, esto es así, los más débiles no sabremos nunca la verdad", ha lamentado. No tenemos maternidad, ni pediatras y, teniendo un hospital grande y moderno a cinco minutos, tenemos que ir a Girona o a Calella"

Los vecinos atribuyen la muerte de la niña a los recortes sanitarios que aseguran que han sufrido durante los últimos años.

"No tenemos maternidad, ni pediatras y, teniendo un hospital grande y moderno a cinco minutos, tenemos que ir a Girona o a Calella", ha criticado una de las asistentes a la concentración, Imma Recio.

La niña de 8 años entró a urgencias al hospital de Blanes a las 2:33 horas de la madrugada del 22 de enero.
Allá la atendió una pediatra que, analizando los síntomas que tenía, inició el tratamiento por una cetoacidosis diabética.

A las 5:52 horas, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) recibió el aviso del hospital comarcal de Blanes para trasladar la niña hasta el Hospital Doctor Josep Trueta de Girona en una ambulancia pediátrica de apoyo vital avanzado.

La unidad se encontraba en el Hospital Vall d'Hebrón y llegó a Blanes a las 8:10 horas de la mañana después de que los profesionales lo calificaran como prioridad 1, que no es el de máxima urgencia. En el transcurso de este tiempo, el estado de salud de la niña empeoró y murió a Blanes.

La familia de la niña, de origen uruguayo, vive en el barrio de Quatre Vents de Blanes. La abuela también ha apuntado que podrían haber trasladado la niña con una ambulancia medicalizada en vez de esperar que llegara la pediátrica. De estas unidades específicas hay dos que dan servicio en toda Cataluña y están en Barcelona. La abuela de la niña ha apuntado que podrían haber trasladado a la niña con una ambulancia medicalizada en vez de esperar a que llegara la pediátrica

"Ha sido un golpe muy duro, muchos de nuestros hijos han ido al colegio con ella, y ha sido muy duro pasar de verla jugar con normalidad a no verla más", ha añadido Imma Recio.

Los vecinos cargan contra la situación del hospital comarcal de Blanes y aseguran que no reciben un tratamiento adecuado, sobre todo a raíz de la reorganización que ha concentrado parte de las especialidades (como pediatría o cirugía) al hospital de Calella. "Van vaciando el hospital, no tenemos nada, no tenemos recursos y lo acabamos pagando todos", ha concluido Recio.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.