"Fui un hacker a sueldo de Hollywood"
Las productoras de cine buscan la forma de cerrar TorrentSpy. TORRENTSPY.COM

La asociación que reúne a las principales productoras de Hollywood, la MPAA, prometió a Robert Anderson fama y dinero si traicionaba a sus antiguos compañeros en las redes de intercambio. En 2005 le pagaron 15.000 dólares por información sobre el portal de enlaces para descargas TorrentSpy. Dos años después el joven hacker ha explicado su experiencia en una entrevista exclusiva para Wired .

El fundador de TorrentSpy dice que las pruebas se consiguieron de forma ilegal
TorrentSpy es un portal que ofrece enlaces que permiten descargar películas y música a través de las redes de intercambio de archivos o
P2P. Anderson, que trabajaba para la página, accedió a las peticiones de la MPAA y les proporcionó información que luego poría ser utilizada por las productoras de cine en un juicio por piratería.

Pero lo que parecía un caso claro contra quienes facilitan la descarga de contenidos protegidos por los derechos de autor se ha vuelto contra la MPAA. El fundador de TorrentSpy, Justin Bunnell, dice que las pruebas se consiguieron de forma ilegal y mientras Anderson sugiere que las productoras están dispuestas a cualquier cosa con tal de acabar con el P2P.

Fue el propio Anderson quien se ofreció, a través del correo electrónico, a la MPAA. Entre otras cosas, les propuso crear una campaña de marketing contra la piratería, además de proporcionar información sobre Torrent Spy. "Era una oportunidad para hacer dinero porque se como operan esas redes", afirma.

Para lograr los datos que la MPAA necesitaba para derrotar a TorrentSpy en los tribunales, Anderson se coló en los servidores del sitio y se hizo con correos electrónicos comprometedores para sus propietarios. Lo logró averiguando una contraseña de administrador.

Una vez dentro, realizó copias de correos electrónicos en los que se detallaba información confidencial sobre los ingresos publicitarios de la web, datos bancarios, etc. Además, modificó el sistema para que todos los correos enviados por los administradores del sitio se reenviaran a un buzón de correo que él controlaba.

También explica Anderson en la entrevista concedida a Wired los supuestos planes de la MPAA para acabar con otros sitios que proporcionan enlaces de descargas. Señala que las productoras pretendían crear un sitio falso de P2P para atraer a los incautos y recopilar datos sobre ellos. Un portavoz de la MPAA ha negado que existieran esos planes y dice que la acusación realizada por Anderson es completamente falsa.