Premios Feroz
La actriz Barbara Lennie tras recibir el Premio Feroz a la mejor actriz protagonista. JuanJo Martín / EFE

El thriller Tarde para la ira ha arrasado en la cuarta edición de los Premios Feroz que ha entregado esta noche la prensa cinematográfica en una gala que ha aupado a la ópera prima de Raúl Arévalo como mejor drama, mejor director y mejor guión del año.

Además, Manolo Solo y Ruth Díaz se han llevado los premios a mejor actor y actriz de reparto por esta película, una turbia e intensa radiografía de la venganza que ha pasado por festivales internacionales como Venecia o Toronto, con muy buenas críticas.

Tarde para la ira, la gran sorpresa cinematográfica del 2016 y ganadora también en los recientes Premios Forqué, se ha impuesto al favorito, Alberto Rodríguez, que con El hombre de las mil caras se ha tenido que conformar con el premio al mejor cartel, y al filme más taquillero del año, Un monstruo viene a verme de J.A. Bayona, que se lleva el de mejor música.

Arévalo ha querido compartir el premio con todo el equipo, con toda la gente que lo quiere y "con todos los directores" con los que ha trabajado como actor porque "gracias a ellos" ha "aprendido a hacer cine".

El premio Feroz a la mejor comedia ha sido para Kiki el amor se hace, que también se lleva el de mejor tráiler y que está dirigida por Paco León.

"Yo sí me lo esperaba, pero con todo el deseo del mundo porque es el único premio al que aspira uno cuando hace una comedia, el Feroz a mejor comedia", ha asegurado.

Mejores actores

Prensa y productores de cine -quienes entregaron hace nueve días los Forqué- han coincidido también en dar el premio al mejor actor protagonista a Roberto Álamo por el thriller policíaco Que Dios nos perdone de Rodrigo Sorogoyen.

Mientras, el de mejor actriz ha ido a parar a Bárbara Lennie, muy entusiasmada al recoger el premio, que se ha impuesto a la favorita, Emma Suárez, con María y los demás, una crónica generacional de otra debutante, Nely Reguera.

La gran novedad este año en los Premios Feroz, organizados por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) era que por primera vez se incluían premios en categorías de televisión y ahí la gran sorpresa ha sido la modesta serie Paquita Salas, emitida en la plataforma de internet Flooxer, que se ha llevado los tres a los que aspiraba.

Mejor comedia, mejor actor protagonista para Brays Efe, que se transmuta en mujer para dar vida a esta representante de actores cincuentona y algo pasada de moda, y mejor actriz de reparto para Belén Cuesta, que da vida a su ayudante.

Cuesta ha declarado al recoger el galardón que es maravilloso "que algo tan pequeño haya sido tan grande", mientras que uno de los dos directores de la serie, Javier Calvo, ha agradecido el premio "a toda la gente que ha querido creer" en su proyecto.

La otra gran ganadora televisiva ha sido El ministerio del Tiempo, que se lleva el Feroz a mejor drama, mejor actriz protagonista para Aura Garrido y mejor actor de reparto para Hugo Silva que lo comparte, ex aequo, con José Sacristán por Velvet.

Ibáñez Serrador

Otro gran protagonista de la noche ha sido el director y guionista Narciso Ibáñez Serrador, que al recoger su Premio Feroz de Honor de la mano de Álex de la Iglesia ha prometido al público que, antes de otra recepción como la de hoy, "verán otra película más".

El palmarés de los Feroz se completa con otros dos premios: La muerte de Luis XIV, de Albert Serra, se lleva el Premio Especial, otorgado a la película que merecía una mejor suerte comercial y Dead Slow Ahead, de Mauricio Herce, el premio al mejor documental.

La gala, celebrada en el Palacete de los Duques de Pastrana de Madrid, ha sido conducida por el actor Antonio de la Torre, que no ha dudado en bromear de forma ácida sobre la situación del cine español o sobre los medios de comunicación, ni en tirar de ironía a la hora de saludar a algunos de los nominados.

Tampoco ha faltado el recuerdo a la recién fallecida Bimba Bosé con un fuerte aplauso de los asistentes.