El televisivo ha declarado en un vídeo de su canal de Youtube que tras un programa sobre el tráfico de animales en Asia "han llegado las consecuencias a modo de amenazas, una especie de complot para meterme en la cárcel". Frank Cuesta también ha admitido que "llega un momento en que dices 'tengo que preocuparme de mis hijos' y mis hijos ya están sufriendo bastante, con lo cual lo mejor es retirarse a tiempo y evitar daños mayores".

Además, el extenista ha confesado que ya no tiene licencia ni para rescatar ni para cuidar animales de Tailandia y que ya no queda ni un animal tailandés en su refugio de acogida: "Le quitas el dedo del ojo a cierta gente, que lo que quiere es dinero, es lo mejor para mí y toda la gente que está alrededor mío".

"Seguiré trabajando contra el abuso animal de otra manera, si me pasase algo a mí, decir (sic) que me he cubierto muy bien durante las últimas 48 horas para dejar un buen rastro de quién está detrás y cómo está. Nunca sabes lo que te va a pasar ni sabes cómo es esta gente. Espero que retirándome a tiempo las aguas se calmen y no pase nada".

También ha anunciado que cuando Yuyee salga de la cárcel se irán legalmente de Tailandia y "ya veremos lo que hacemos con nuestra vida".