Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre como presunto autor de un delito continuado de estafa tanto en la provincia de Ourense, como en Irún. Su actividad delictiva transcurrió durante seis años y lo estafado supera los 280.000 euros.

La investigación llevada a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría Provincial de Ourense comenzó el 22 de diciembre de 2016, fecha en la que un ciudadano denunció en comisaría a un individuo.

El denunciante explicó, según el relato policial, que supuestamente le había vendido una lavadora y un congelador y que pese a que el comprador abonó como anticipo la cantidad de 350 euros, nunca ha recibido la mercancía contratada.

A raíz de esta denuncia el Grupo de Investigación de la Comisaría de Ourense inició unas pesquisas que han dado como resultado la aparición de nuevos perjudicados en los que se ha utilizado el mismo 'modus operandi'.

De este modo, el presunto estafador solicitaba una fianza por la mercancía vendida y no hacía entrega de la misma ni devolvía el anticipo entregado. En la declaración de los perjudicados se aporta una descripción física del individuo, similar en todos los casos, y uno de los vehículos usados por el mismo, que resultó ser de alquiler.

DEUDA DE 3.000 EUROS

Tomada declaración al dueño de la empresa de alquiler de vehículos, éste manifestó que este individuo tenía una deuda

contraída con su empresa de 3.000 euros.

Por ello, los policías procedieron a la localización y detención del conductor del vehículo en la tarde del día 18 de enero, tras lo que ha sido trasladado a comisaría para continuar con las diligencias.

Una vez identificado el presunto autor y en el marco de las labores de investigación, la Policía Nacional comprobó que se trataba de un ciudadano portugués, que había sido detenido en su país en numerosas ocasiones por los mismos hechos y donde continúa teniendo causas pendientes.

A su vez también averiguaron que en el año 2010 en Irún había puesto en marcha varias empresas para llegar a cabo supuestas estafas de forma "piramidal". El detenido, "contactaba con sus posibles víctimas en sus negocios haciéndose amigo durante meses y ganándose su confianza", según han destacado las mismas fuentes policiales, que sitúan en 288.903 euros el dinero estafado.

REGISTROS

Además, han realizado registros en su domicilio y en la empresa ourensana, en los que se ha intervenido documentación relativa a las empresas de Ourense e Irún y dispositivos electrónicos.

El detenido es un hombre de 50 años de edad, natural de Portugal y

que carece de arrestos anteriores en España.

Consulta aquí más noticias de Ourense.