En concreto, y según la documentación recogida por Europa Press, se trata del edificio correspondiente al número 21 de la calle Correduría, incluido en el sector San Gil-Alameda del Conjunto Histórico Artístico. La finca, así, cuenta con un nivel de protección D, es decir protección parcial en grado dos.

A finales de abril de 2016, una inspección de los técnicos de la Gerencia de Urbanismo determinó la necesidad de acometer actuaciones en el edificio, para que recuperase la seguridad, salubridad y ornato público.

Dado el caso, la Gerencia de Urbanismo ha ordenado a la propiedad de la parcela aspectos como el "picado de todos los elementos sueltos e inestables de fachada, que incluye los dinteles, remarcados de las mochetas y dinteles de los huecos de fachadas, cornisa y resto de los revestimientos de la fachada que presentan fisuras".

Además, se ordena la "reparación de la cornisa e incluso sustitución de los ladrillos tacos que se estimen necesarios", así como "el enfoscado de las zonas saneadas con mortero bastardo y posterior pintado de las zonas reparadas", con un coste total estimado de 5.705 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.