En la comarca del Almanzora, el municipio de Laroya es uno de los enclaves más turísticos con 80 plazas en diferentes alojamientos rurales y, según indicaba su alcaldesa, Dolores Moreno, han recibido "llamadas para reservar" durante la jornada de este viernes "pero ya estaba todo lleno". Ante esta situación, desde el Ayuntamiento trabajan para acondicionar los accesos a las zonas de cortijos ya que en este municipio han acumulado "entre 50 y 60 centímetros de nieve".

También han acondicionado las carreteras de acceso a viviendas rurales en el municipio de Abrucena, en la comarca de Nacimiento, que desde este miércoles presenta una imagen blanca por la nieve y donde se han ocupado los diferentes alojamiento rurales, fenómeno por el que su alcalde, Antonio Torres, considera la nevada como "un regalo", sobre todo, porque no ha habido que "lamentar" incidentes graves en los caminos que, cada día, han sido limpiados por máquinas quitanieves de la Diputación Provincial.

Por su parte, la gerente de la Asociación de Hosteleros de Almería (Ashal), Isabel Juan, confía en que estas nevadas "sirvan para ser un revulsivo" para los pueblos del interior de la provincia de Almería y considera que "es el momento ideal" para "disfrutar de los días de nieve" en la provincia.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) la alerta naranja finalizó este viernes a las 18,00 horas por lo que durante este sábado y domingo las previsiones para las comarcas del interior y norte de la provincia de Almería no alertan de fenómenos meteorológicos graves más allá de las bajas temperaturas propias de los meses de invierno.

Consulta aquí más noticias de Almería.