Según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias, varios vecinos escucharon de madrugada cómo fracturaban el cristal de un establecimiento cercano y llamaron al teléfono 091.

Así, los agentes que se desplazaron al lugar sorprendieron a dos individuos encapuchados, con guantes y calcetines en las manos tratando de acceder al interior del local, por lo que fueron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

En el cacheo de seguridad le fueron intervenidos una llave inglesa y un escoplo supuestamente utilizados para fracturar el cristal del comercio.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.