Según la documentación recogida por Europa Press, se trata de contratar el servicio de toma de muestras para elaborar este estudio con la valoración de los resultados obtenidos, con un plazo de 45 días y un presupuesto de 1.500 euros.

La justificación de los trabajos se fundamenta en el "deficiente estado" de conservación de la portada de la fachada del apeadero del Alcázar, ante lo que se plantea la "obligación" de recuperar su conservación material y su estética. En este sentido, recuerda que el Real Alcázar de Sevilla no dispone del personal necesario para la elaboración de este tipo de estudio técnico.

"El deficiente estado de conservación de la portada de la fachada del apeadero requiere la realización de un estudio científico analítico para conocer la naturaleza de los materiales que lo componen y los daños que presenta, para en base a los resultados obtenidos diseñar una propuesta de actuación fiable que permita su correcta conservación", incide.

Las actuaciones que se proponen aplicaran las técnicas y procesos adecuados para el conocimiento de la materialidad de la obra y de las patologías que afectan a su estado de conservación. Entre estos trabajos se menciona la toma de muestras, la caracterización del mortero mediante diversos análisis y la elaboración del citado informe.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.