Crítica de 'Loving': Una historia de amor interracial, un bello y sutil canto a la tolerancia

  • La historia del matrimonio interracial formado por Richard y Mildred Loving fue clave en el desarrollo de los derechos civiles en Estados Unidos.
  • Este filme, último trabajo de Jeff Nichols, se estrena este 20 de enero.
  • Los actores protagonistas, Joel Edgerton y Ruth Nega, han sido nominados como mejor actor y mejor actriz en todas las entregas de premios de este año.
Joel Edgerton (Richard Loving) y Ruth Nega (Mildred Loving), en una escena de 'Loving'.
Joel Edgerton (Richard Loving) y Ruth Nega (Mildred Loving), en una escena de 'Loving'.
Vértigo Films
La historia real de Mildred y Richard Loving, una pareja que se casó en Virginia en 1958. Debido a la naturaleza interracial de su matrimonio, fueron arrestados, encarcelados y exiliados. Durante una década la pareja luchó por su derecho a regresar a casa. Disfruta en 20minutos.es de este adelanto de la película basada el documental de la HBO The Loving Story.

En 1958, Richard Loving, un hombre blanco, y Mildred Loving, una mujer negra, se casaron enWashington (EE UU). Al volver a su residencia en Virginia, fueron arrestados, encarcelados y exiliados debido a la naturaleza interracial de su matrimonio. Así comenzó un largo proceso que desembocó en el llamado "caso Loving contra Virginia" y que ahora inspira una hermosa película que hace de la sutileza virtud y de la mesura, arte cinematográfico.

Alejado de todos los clichés del drama hollywoodiense, el director Jeff Nichols construye en Loving un relato de amor y sufrimiento contenidos, que nunca estalla en tragedia ni tiende trampas lacrimógenas al espectador. La relación de los protagonistas se dibuja a base de miradas, pequeños gestos, cotidianidad y muchos silencios, silencios con banda sonora, silencios adornados con el rumor del campo y silencios totales en que los rostros lo dicen todo.

El mérito es, sobre todo, de Joel Edgerton y Ruth Nega, cuyo talento interpretativo los ha colocado merecidamente en todas las listas de premios de la temporada. Ambos cálidos, ambos sutiles, hacen que Richard y Mildred resulten pasmosamente reales.

Al principio sorprende la naturaleza del conflicto que se plantea, pues no siempre parece tan dramático como cabría esperar, y también la aparente frialdad de algunos personajes, especialmente Richard. Después te das cuenta de que, en realidad, es precisamente él quien comparte tu mirada. Como el espectador del siglo XXI, que se asombra de que hace solo medio siglo existieran leyes racistas de este tipo en el autodenominado "país de las libertades", Richard contempla atónito todo lo que le sucede.

Siempre parco en palabras e incapaz de ver el problema que otros ven, ni siquiera lucha, porque no entiende que tenga que hacerlo por algo tan sencillo como estar con la mujer a la que ama y criar a sus hijos, feliz, poniendo ladrillos para ganarse la vida y arreglando motores como mera pasión. Es Mildred quien siente la necesidad de hacer justicia y es ella la que arrastra a su esposo -muy tímidamente- a una batalla clave en la historia de los derechos civiles de los Estados Unidos.

En torno a ellos, un atinadísimo reparto de secundarios aporta color, optimismo e intensidad a la contención de la pareja protagonista, desde un carismático fotógrafo de la revista Life interpretado por Michael Shannon (conmueve, tras ver el filme, contemplar las fotos que realmente se publicaron en el magacín) hasta la simpática pareja de abogados formada por Nick Kroll y Jon Bass, la madre de Richard o los pequeños y revoltosos niños.

Loving, que en manos torpes podría haberse convertido en un infumable melodrama de sobremesa, deja un poso importante. Si las leyes antirraciales parecen hoy tan estúpidas, hasta el punto de que los argumentos que las defienden provocan la carcajada, ¿por qué aún ocasiona tanto revuelo el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Por fortuna, el mensaje de inclusión y tolerancia de películas como esta, que trascienden el racismo, invita a soñar con un futuro en el que el público se asombrará de igual modo con películas sobre la ridícula xenofobia o los ignorantes prejuicios homófobos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento