Efectivos de los Bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento y servicios de emergencias municipales se han trasladado al lugar para revisar el estado de la cubierta y sanear las partes del pabellón que pudieran terminar derrumbándose.

El 1-1-2 recibió la alerta a las 22.08 horas en llamadas que indicaban que había colapsado la cubierta y que, al parecer, no había nadie dentro porque estaba cerrado.

Inmediatamente, los servicios de emergencias locales han acordonado la zona, en previsión de que también hayan sido afectados los muros perimetrales y a la espera de su revisión por los técnicos municipales.

Al lugar se movilizaron patrullas de la Policía Local, miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil y bomberos del CEIS con base en Caravaca de la Cruz.

Consulta aquí más noticias de Murcia.