En un comunicado, García ha manifestado que "Jiménez cree que los granadinos no tenemos memoria, pero la realidad es que tenemos presente los años de olvido permanente e incumplimientos de la Junta con nuestra provincia". Por ello, ha pedido a la secretaria general de los socialistas granadinos que "exija a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que salga de su escondite y dé la cara ante el caos que han sembrado en Granada por la fusión hospitalaria, y que le dé permiso al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, para asistir a manifestaciones en defensa de los intereses de los granadinos".

En este mismo sentido, Pablo García ha añadido que "Cuenca ha demostrado que no tiene criterio y prefiere seguir bajo las faldas de su partido". "Es ridículo y no casualidad que Teresa Jiménez salga haciendo estas declaraciones, quien pretende hacer política y demagogia, sobre todo cuando usa en sus argumentos para su reunión asuntos que están perfectamente encauzados y abanderados por el gobierno de Mariano Rajoy".

Pero además García ha pedido a los socialistas que "den la cara" por "las últimas noticias sobre las investigaciones de la UDEF que apuntan a que la Junta ha convertido la Alhambra en una agencia de colocación. Por haber quedado en evidencia su pésima gestión de Cetursa, tras el respaldo del Supremo al teleférico, y por demorar, desde hacer diez años, la llegada del metro, olvidando que es un servicio para los granadinos y no un tren turístico para pasear a altos cargos socialistas cada vez que anuncian un nuevo retraso en su entrada en funcionamiento".

"Le recordamos a la señora Jiménez que en tan sólo una legislatura del gobierno de Rajoy, Granada ha sido la primera provincia española en inversión pública. Bajo el mandato del actual presidente se ha terminado la A-7, se han puesto en marcha todos los tramos de la segunda circunvalación y se ha dado un importantísimo impulso a la alta velocidad, con la que siempre ha dado la cara", ha declarado García.

El secretario general del PP de Granada ha incidido además en que "todo ello, en el peor momento para nuestra economía, tras tomar las riendas de un país a la deriva por la pésima gestión de los socialistas. Rajoy ha apostado por la alta velocidad granadina, a pesar de las dificultades económicas, mientras los socialistas, en época de bonanza, miraron hacia otro lado".

Consulta aquí más noticias de Granada.