En declaraciones a los medios de comunicación, la delegada de Educación de Almería ha indicado que han recibido dos requerimientos, uno en septiembre y este último de finales de noviembre, contestado en diciembre y del que existen "registros de salida" como en "cualquier administración pública" y cuya llegada se "contrastó" con la oficina del Defensor del Menor, existiendo también "comunicaciones telefónicas" que "confirman que todo esto se ha producido".

Asimismo, expone Fernández que ante cualquier requerimiento de la Oficina del Defensor del Pueblo, "igual que de la Fiscalía", desde la Delegación de Educación "se contesta en tiempo y forma" después de realizar "una averiguación de la situación actualizada en cada momento".

Por otro lado, la representante de Educación de la Junta de Andalucía, ha expuesto sobre el caso de acoso en el centro de Olula del Río que "hay una serie de medidas que se ponen en marcha" y, en este caso en concreto, "el alumno en cuestión está recibiendo asistencia domiciliaria y se le está haciendo un seguimiento" y reitera que "cualquier supuesto caso de acoso escolar" implica "un seguimiento por parte del centro y del servicio de inspección".

Además, ha manifestado que se trata de "un trabajo coordinado" entre los diferentes servicios, tanto educativos como de la Administración, que tienen como objetivo "normalizar" la situación "cuando sea posible", entendiendo como normalización que "el niño o la niña esté integrado en su centro de educativo" y "trabajando con sus compañeros y compañeras" para lo que se debe "trabajar de manera siempre positiva" en colaboración con la familia y los servicios externos que intervienen "en este o cualquier otro caso".

Consulta aquí más noticias de Almería.