En declaraciones a los medios de comunicación, Fernández ha recordado que, tras el terremoto ocurrido en el año 2012 en la zona, los alumnos del CEIP Francisco Fenoy fueron trasladados al CEIP Virgen del Saliente por lo que la integración de ambos centros "normaliza" la situación que "viene ocurriendo desde hace cinco años" recalcando que la rehabilitación de las instalaciones "es inviable" y que "no hay necesidad" de construir un nuevo centro en el municipio "cuando hay espacios suficientes".

Según ha señalado la delegada de Educación, el Virgen del Saliente cuenta con 31 aulas mientras que entre ambos centros suman 26 unidades, de las que ocho pertenecen a grupos del Francisco Fenoy, con una ratio que "en ningún caso" supera los 25 alumnos por clase e insiste en que, tras el traslado ocurrido en 2012, los escolares del Francisco Fenoy tuvieron acceso a servicios de comedor y de aula matinal así como a unas instalaciones renovadas en el año 2010, por lo que se trata de un centro en una disposición "magnífica de cara a la infraestructura educativa".

De cara al próximo curso, señala Fernández, se van a mantener todas las unidades así como ampliar en una más para tres años por lo que el CEIP Virgen del Saliente de Albox se convertiría en un colegio C3, con tres líneas por curso, con un "único proyecto educativo" y manteniendo al profesorado de ambos centros, por lo que se logrará "además de coexistencia, convivencia" y defiende que se trata de una decisión "meditada" que se ha ido trasladando "a través de reuniones con los equipos directivos". Una decisión que para la delegada es "equitativa" y "justa" pero que, al mismo tiempo, reconoce que puede generar "inquietud" desde el punto de vista "emocional".

Consulta aquí más noticias de Almería.