Ciberataque, hacker
Un 'hacker' ejecuta un ciberataque. GTRES

 La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decretado prisión comunicada y sin fianza para el informático ruso Stanislav Lísov, que fue detenido el pasado día 13 en Barcelona a petición de Estados Unidos.

Fuentes jurídicas han informado de que la magistrada ha tomado esta decisión tras la declaración del detenido por videoconferencia desde Barcelona.  El informático ha ingresado en la cárcel barcelonesa de Brians 2, aunque fuentes cercanas al caso han informado de que hoy mismo será trasladado a la prisión de Valdemoro (Madrid).

Acusado de dos delitos de asociación ilícita, Lamela cree que estos cargos son lo suficientemente "graves" como para que puedan contribuir a que "intente eludir la acción de la Justicia".

La magistrada considera que Lísov no tiene arraigo en España, ya que no tiene ni familia ni amigos en el país y cuando fue detenido se encontraba de viaje. También afirma que el acusado eludió la justicia estadounidense al abandonar el país con responsabilidades pendientes.

Fuentes de la investigación confirmaron que Lísov estaba reclamado por Estados Unidos como "hacker", aunque desvincularon sus actividades del espionaje político en este país. Por ello, las autoridades estadounidenses cursaron la orden de detención del ruso, que fue arrestado y puesto a disposición de la Audiencia Nacional el pasado viernes.

Ahora se abre un plazo para que Estados Unidos formalice la petición de extradición de Lísov. Si lo hace, la Audiencia Nacional celebraría una vista en la que se estudiaría si procede o no extraditar al acusado.