Según explica el Ministerio Público en su calificación, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 13,30 horas del día 27 de marzo de 2015, cuando el procesado se introdujo en el domicilio de su vecina, aprovechando que la puerta estaba abierta al estar la familia de mudanza y acto seguido intentó hablar con la joven, pero esta se negó y le invitó a marcharse.

No obstante, el acusado supuestamente la arrinconó y le hizo tocamientos en su cuerpo por encima de la ropa, al mismo tiempo que la besaba, "con ánimo libidinoso". Si bien, la joven pudo zafarse como pudo del acometimiento y el joven salió del piso a continuación.

Mientras, ella salió de la casa y se subió a la azotea a buscar a su perro, pero al bajar el procesado "la asió por la fuerza y la introdujo en su vivienda". Una vez en el interior, presuntamente la arrojó al sofá y se colocó encima de ella, a la vez que le quitaba la ropa y la tocaba, mientras que la joven "no cesaba de moverse para evitar la agresión". Tras ello, "la cogió de los brazos y volvió a tirarla sobre el sofá, golpeándose la cabeza en ese momento con un objeto contundente, lo que le hizo perder el conocimiento".

Acto seguido, el acusado supuestamente cometió la agresión sexual y una vez que ella volvió en sí, "se vistió rápidamente y huyó del lugar, no sin antes tener que darle un codazo al procesado, dado que este trataba de sujetarla e impedirle la salida". El joven permanece en prisión provisional desde octubre de 2016.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.