Epidemia de la gripe
Datos de la incidencia de la gripe en la segunda semana de enero. Instituto Carlos III

La epidemia de la gripe continúa creciendo en España. En una semana, sube de 174,5 a 220,5 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un 26% más de incidencia, según datos del Ministerio de Sanidad publicados este jueves y correspondientes a los días 9 y 15 de enero de 2017.

El nuevo informe indica que la onda epidémica continúa en ascenso, con un nivel de intensidad "medio" y el predominio del virus A.

Los brotes también han aumentado, en consonancia con la expansión del virus. El organismo señala "25 brotes de gripe en siete comunidades, 19 en residencias geriátricas y seis en instituciones sanitarias". En comparación, en la semana anterior se detectaron ocho brotes.

La incidencia ha crecido en número y en extensión, pues la situación alcanza el nivel de epidemia en gran parte del país. Solo permanecen fuera de la epidemia Andalucía, Canarias y Ceuta.

En cuanto a la intensidad de la gripe, es alta en Navarra, con 414,8 casos por cada 100.000 habitantes, y Castilla y León, con 408,5 casos. Le siguen País Vasco (399,7), Cantabria (388,2), La Rioja (351,1) y Extremadura (336,3). 

Además, Asturias, Baleares y Cataluña podrían haber alcanzado el pico de la epidemia, es decir, la gripe podría dejar de crecer en las tres comunidades. Sin embargo, al ser un dato extraído de un complejo cálculo, se debe esperar más para confirmar la tendencia, explican fuentes de Sanidad a 20minutos.

En el lado contrario, la evolución de la actividad es creciente en las demás comunidades.

Desde el inicio de la temporada se han registrado un total de 103 muertes, que se asocian al virus A, según indica el organismo.

El Instituto de Salud Carlos III ya había advertido de que la gripe se encontraba en "en plena fase de ascenso de la onda epidémica" y fuentes de Sanidad previeron un empeoramiento de la situación.

La cepa de este año es la A H3, un predominio que se confirma con los datos recogidos por el Carlos III.

Los médicos exigen planificación

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha dicho que, con la gripe, "todos los años ocurre lo mismo" y ha destacado la importancia de "prever la respuesta adecuada".

Rodríguez Sendín ha indicado que "no tiene ningún sentido lamentarse", sino que "hay que planificar" y prever soluciones para evitar la falta de camas en los hospitales en el momento en que la gripe alcanza su máxima incidencia.

"Ya se sabe lo que va ocurrir", ha apuntado el presidente de la OMC, quien ha admitido que probablemente en un momento de crisis haya zonas y comunidades autónomas donde no tengan disponibles las camas necesarias y, sobre todo, los dispositivos asistenciales.

Demoras en las urgencias

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha alertado de "demoras importantes" para la atención a pacientes en las urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez y el Infanta Elena de Huelva, así como en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba debido a la gripe y el agravamiento de otras patologías derivadas del descenso de las temperaturas.

Así, fuentes de Satse han indicado que en el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva (CHUH) "llevan mal desde el fin de semana pasado en los servicios de urgencias, tanto del Hospital Juan Ramón Jiménez como en el Infanta Elena", con "demoras importantes para la atención de pacientes en puerta de urgencias", aunque "el principal problema es la falta de camas para los ingresos que provienen de urgencias", puntualiza.

"En la actualidad hay 80 camas menos de entre todos los centros del CHUH, debido a la falta de personal de enfermería que se necesita para la apertura de las mismas", afirma el sindicato, que destaca que "el peor día de todos fue el pasado lunes 16 de enero, con un gran colapso de las urgencias de ambos hospitales".

Satse afirma que desde el día 11 de enero "se han reforzado ambos servicios con una enfermera y una auxiliar más por turno", pero "lo que ocurre es que hay turnos en el servicio de urgencia descubiertos en ambos hospitales por no cubrirse todas las incapacidades temporales, las reducciones de jornada, etcétera, y este personal ocupa ese hueco pero no refuerza a la unidad", asegura.

Por su parte, en el caso del hospital Reina Sofía de Córdoba, Satse denuncia una "demora en urgencias de hasta 3 horas para ser vistos los pacientes", y para una resolución definitiva "hasta 9 y 10 horas de espera".

En cuanto a las camas cerradas, Satse lamenta que "haya 72 camas inutilizadas" en este centro hospitalario". Además, alerta de que "ni siquiera exista el 100% de la plantilla habitual", cuando "el incremento medio en la afluencia de pacientes es de un 25%" y la demora para ingresar en cama "es de unas siete u ocho horas de media", manifiesta.