La Junta libera a un buitre negro recuperado en el CREA de Marismas del Odiel.
La Junta libera a un buitre negro recuperado en el CREA de Marismas del Odiel. EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

El buitre negro ingresó en el CREA con síntomas de debilitamiento. El hallazgo por parte de un particular se produjo en Cumbres de San Bartolomé y, tras ello, veterinarios y cuidadores han rehabilitado al animal a base de reposo, alimentación y musculación en voladeros.

"Las pruebas clínicas han confirmado que su recuperación se ha desarrollado satisfactoriamente", ha asegurado la responsable facultativa del CREA de Huelva, Clara León, ha informado la Junta en una nota.

La condición de reproductor ha motivado a los técnicos a dejarlo en libertad en el territorio de origen una vez dado de alta en el CREA de Marismas del Odiel, un centro que ha atendido a 13 buitres negros desde su inauguración en 2012. Nueve fueron liberados en Sierra Pelada, tres fueron cedidos a diferentes proyectos europeos de cría en cautividad y reintroducción en el Pre-Pirineo catalán y Francia, mientras que un único ejemplar ingresó muerto y fue destinado al Centro de Análisis y Diagnóstico para un estudio post-morten.

La provincia de Huelva posee la mayor colonia de buitre negro de Andalucía con un total de 125 parejas reproductoras en libertad. En 2010, la categoría de amenaza de esta especie pasó de 'En peligro de extinción' a 'Vulnerable'.

"Nos preocupamos mucho de que no sean molestados durante la época de reproducción y en este sentido tomamos medidas en el monte todos los años", ha explicado el coordinador provincial del Plan de Conservación y Recuperación de Aves Necrófagas, Alejandro Cejuela.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio realiza desde 2013 cesiones de buitres negros ingresados en la Red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (Red de CREAs) a diferentes organismos europeos. Hasta el año 2016 se habían realizado 27 entregas, tres de ellos procedentes del CREA-Cegma Marismas del Odiel. Francia, a través de la Fundación para la Conservación de Buitres (VCF), y el Pre-Pirineo Catalán en Lleida, a través de la fundación Grefa, son los destinos más comunes.

De los 27 buitres negros registrados, 18 han sido animales recuperados y no reproductores y han sido destinados a repoblar y reforzar estas poblaciones europeas. El resto, nueve, han sido irrecuperables para sus hábitats y están en diferentes centros de cría y red de zoos europeos para criarlos en cautividad y servir para la educación ambiental. Su descendencia está destinada a los mismos proyectos de reintroducción de los que participa el CREA ubicado en el Paraje Natural Marismas del Odiel, Reserva de la Biosfera.

"Para nosotros es una satisfacción contribuir a la recuperación de especie, que en los últimos año ha visto aumentada su población, de ahí que podamos hacer cesiones", ha declarado el director de este espacio natural, Enrique Martínez.

EL CREA ONUBENSE

El CREA onubense, que atiende especies protegidas los 365 días del año, dispone de una superficie total de 13.000 metros cuadrados. Fue inaugurado en 2012 y forma parte de la Red Andaluza de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas.

A su vez, dispone de equipamientos como las piscinas para la fauna marítima y una sala de usos múltiples que permiten la celebración de exposiciones y de los talleres divulgativos, además de zonas restringidas como los recintos y voladeros para las aves en proceso de recuperación, la sala de cuarentena o el área clínica. El teléfono de avisos es 671569081.

Consulta aquí más noticias de Huelva.