Según ha informado la Conselleria en un comunicado, la obra tiene un plazo de ejecución de cinco meses y se llevará a cabo durante las vacaciones de verano.

En concreto, el proyecto tiene previstas diferentes actuaciones como la ejecución de varias rampas para resolver el acceso a diferentes partes de los edificios del centro y los escalones existentes; la instalación de dos ascensores en distintos edificios para resolver la accesibilidad vertical o la creación de dos baños adaptados en los núcleos de baños ya existentes.

Además, se construirá una escalera para dar cumplimiento a la normativa de seguridad en caso de incendio y se determinará un ámbito para aparcamiento de vehículos accesible al exterior del centro.

Una vez publicado en el BOIB, todas las empresas interesadas pueden presentarse al proceso de licitación. Esta actuación, junto a la publicada hace una semana para la mejora de la accesibilidad del CEIP Can Misses en Ibiza, son obras previstas en el Plan de Infraestructuras Educativas 2016-2023 para responder de manera ordenada y objetiva a las numerosas necesidad estructurales que presentan los centros educativos de Baleares.