Discapacidad
Una mujer ciega con un perro guía. EUROPA PRESS

El Código Civil catalán obligará a los jueces a decidir expresamente sobre la facultad de los discapacitados para votar, en una medida impulsada por el Departamento de Justicia de la Generalitat para impedir que las personas con limitación intelectual sean privadas automáticamente del derecho a sufragio.

En el marco de una visita a la Fundació Canigó de Barcelona, que atiende a discapacitados intelectuales, el conseller de Justicia, Carles Mundó, ha anunciado la introducción de una enmienda para ampliar el derecho de voto de esas personas en el libro segundo del Código Civil, que está previsto que el Parlament apruebe el próximo mes de febrero.

Reivindicación histórica del colectivo

Según Mundó, la enmienda pretende dar respuesta a una reivindicación histórica de este colectivo, que ahora ve limitado de forma automática su derecho a votar cuando un juez ha declarado su incapacidad total, lo que en opinión del conseller los convierte en "ciudadanos de segunda".

La enmienda incorporada por el Departamento de Justicia en el libro segundo del Código Civil obligará a los jueces que deban decidir sobre una incapacidad a pronunciarse de forma expresa sobre si la persona afectada tiene facultades pera ejercer el derecho de voto.

Para Mundó, el objetivo de esta reforma legislativa es "poner la atención en las capacidades, no las incapacidades de las personas", ya que en "demasiadas ocasiones" se acuerdan limitaciones automáticas del derecho al sufragio sin que se entre a valorar la situación concreta de la persona afectada.

El conseller cree que esta reforma del Código Civil permitirá a los jueces, fiscales y médicos encargados de los informes de discapacidad disponer de un "criterio claro" a la hora de valorar las facultades pera ejercer el derecho a sufragio en las demandas de incapacitación.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.