Juicio contra acusado de intento de homicidio
Juicio contra acusado de intento de homicidio EUROPA PRESS

El Ministerio Fiscal ha mantenido la petición de pena de 11 años de prisión por un delito de intento de homicidio y otro de lesiones para el hombre acusado de apuñalar a otro en una discoteca de Torrelavega y ha retirado la acusación por lesiones contra éste último y otro implicado en la pelea.

En la vista, el acusado, ER.S.M., ha hecho uso de su derecho a la última palabra para "pedir perdón por los hecho ocurridos" y ha vuelto a manifestar que los cortes se produjeron por "el forcejeo" entre los tres.

"Se cortaron en el forcejeo", ha dicho, al igual que ya hiciese en su declaración, y ha asegurado que "nunca" tuvo "intención de matar", algo que también ha sostenido su abogado por lo que ha criticado que el fiscal sostenga una acusación "de ese calibre".

Y es que el fiscal, aunque ha reconocido que las lesiones no fueron graves, ha insistido en que es una "tentativa de homicidio" porque atacó en "zonas vitales". "Si la víctima se salvó, fue por suerte, porque los cortes fueron superficiales y porque luego un hombre que pasaba por allí con su vehículo le llevó a urgencias, sino hubiera tenido difícil salvar la vida", ha señalado.

El juicio, que ha quedado visto para sentencia, ha continuado este jueves después que hace 10 días la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria lo suspendiese al no comparecer una testigo "presencial y directa" de los hechos que se consideraba "esencial", pero que nuevamente hoy no se ha presentado ante el tribunal.

Según ha explicado a las partes el presidente de la sala, Agustín Alonso, la testigo ha remitido un fax a la Audiencia en el que indica que está residiendo en Luxemburgo y que ni tiene dinero para pagarse un vuelo a Santander ni quiere acudir porque le "han amenazado".

Junto al fax, la mujer ha aportado un billete de avión de octubre de 2016 con destino a Bruselas y posteriormente a Copenhague, pero Alonso ha considerado que, con ello, "no podemos saber si realmente está en Luxemburgo, La Patagonia o en Torrelavega".

Ante ello, la defensa del acusado, ER.S.M., ha pedido una nueva suspensión de la vista debido a la "importancia" de esta testigo y ha reclamado a la sala que pusiese en marcha los procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico para "asegurar su presencia" en el plenario.

Mientras que el fiscal y los abogados de los otros dos hombres inicialmente acusados, la víctima y el otro implicado en la pelea, ha reiterado su renuncia a esta prueba testifical alegando que, en instrucción, sólo declaró sobre la trifulca inicial y no sobre el hecho punitivo, que fueron las lesiones causadas con los cuchillos posteriormente.

La Sección Tercera de la Audiencia ha decidido continuar la vista porque, ha explicado, debe garantizar los derechos de los tres acusados y porque, al ser la mujer una testigo y no una procesada, no se va cursar una orden internacional de detención.

RETIRA ACUSACIÓN CONTRA LOS OTROS IMPLICADOS

Tras protesta de la defensa, la Fiscalía ha modificado sus conclusiones para retirar la acusación contra los otros dos implicados en la pelea, MG.S.G. y JS.J.T. ambos dominicanos, a quienes consideraba coautores de las lesiones y les reclama una multa de 340 euros.

Pero ha mantenido la petición de 11 años para ER.S.M. al considerar que tenía "ánimo de matar" a JS.J.T. al atacarle con los cuchillos. Aunque ha indicado que el evento lesivo "no fue premeditado" y las lesiones causadas finalmente no fueron "tanto", fue una "tentativa de homicidio".

Ha manifestado que el acusado ha hablado de una pelea previa con MG.S.T. porque "se siento humillado y ofendido" pero, ha dicho, eso "no es más que una excusa". "Tenía ánimo de matar", ha enfatizado el fiscal.

Ha considerado que, debido a su personalidad "agresiva e impulsiva", ER.S.M. se marchó a comprar los cuchillos en un establecimiento regentado por chinos que estaba abierto y regresó a la discoteca atacando de "forma sorpresiva" y "asestando una puñalada" a JS.J.T. en una zona vital como es el cuello.

Atacar en esa zona es lo que, para el ministerio público, demuestra la "intencionalidad" del acusado que además, posteriormente y ya con la víctima tendida en el suelo de la calle, vuelve a atacarle causándole otros nueve cortes.

También ha considerado demostrado el delito por las lesiones causadas a MG.S.T., cuando trataba de defender a JS.J.T. Ha indicado que requirió de un punto de sutura en una herida y tuvo una luxación en el hombro para la que le recomendaron rehabilitación aunque no acudiese.

DEFENSA CREE "DESMESURADA" PETICIÓN DE FISCALÍA

Por su parte, la defensa ha pedido la libre absolución de ER.S.M. y ha calificado de "desmesurada" la petición de penas de la Fiscalía por lo que ha apelado a la Sección Tercera de la Audiencia que sea "atemperada" en sentencia, así como que se aplique el atenuante de drogadicción por encontrarse el acusado bajo los efectos del alcohol y la cocaína cuando ocurrieron los hechos.

El abogado ha destacado que ER.S.M. reconoció su "culpabilidad" en los hechos por lo que "en todo caso" habrá que imponerle "una pena en su justa medida" porque "había ánimo de lesionar pero no de matar".

"Ni dolo directo ni eventual, sólo quería defenderse de los golpes de MG.S.T. y JS.J.T.", ha dicho y ha añadido que ambos, contra los que el fiscal ha retirado la acusación, reconocieron en instrucción haber golpeado a su cliente pero lo han negado en sus declaraciones en la vista a pesar de las lesiones que presentaba también ER.S.M.

Ha considerado que tanto MG.S.T. como JS.J.T. han "engordado y magnificado los hechos contra ER.S.M.". Primero, ha relatado, han hablado de dos cuchillos cuando inicialmente sólo se referían a uno, que es el que obra en la instrucción del caso y, luego, JS.J.T. dice que tiene "10 puñaladas" cuando "los hechos son tozudos": tiene cuatro según el informe de urgencias y el de los forenses y son "cortes superficiales y tangenciales, no puñaladas".

A pesar de que uno de los cortes fuese en el cuello, ha negado que su cliente tuviese ánimo de matar porque, como él mismo dijo el primer día del juicio, "si hubiese querido matarle, lo hubiese hecho". Y, sobre las heridas de MG.S.T., ha insistido en que "no fueron de ninguna entidad".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.