Las citadas fuentes aseguran que una vez encomendados estos contratos a Aramark, "no va a haber interrupción" alguna en los servicios de comedor que venía prestando Catering Brens en más de 30 centros educativos de la provincia de Sevilla, toda vez que la nueva empresa se hace cargo de tales servicios desde este mismo jueves. Este pasado miércoles, en ese sentido, la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio de educación infantil y primaria (CEIP) Manuel Medina de Burguillos recibía una comunicación de la Agencia Andaluza de Educación, avisando de posibles "alteraciones" en el servicio de comedor del centro e incluso la "no prestación" del mismo, por incidencias en el relevo fijado para este mes de enero en el marco de la rescisión de los contratos adjudicados a Catering Brens.

Finalmente, horas después de tal comunicación mediaba una nueva circular, recogida por Europa Press, en la que la Administración andaluza exponía que "tras las múltiples conversaciones mantenidas esta tarde con empresas de restauración colectiva, a partir de mañana (por este jueves) el servicio queda garantizado y comenzará a prestarse por la empresa Aramark S.L.".

LA SUBROGACIÓN DE LOS TRABAJADORES

"Hemos contactado con las centrales sindicales para que informen de esta situación a los trabajadores afectados. La nueva empresa ha garantizado el cumplimiento de sus obligaciones laborales de contratación/subrogación con todos los trabajadores que hasta la fecha han estado contratados por Catering Brens", señala la última comunicación emitida al respecto por la Administración andaluza, que retiró los mencionados contratos a Catering Brens como consecuencia sus "graves y reiterados incumplimientos".

Y es que cuando la Consejería de Educación decidió rescindir tales contratos a Catering Brens, la citada empresa arrastraba ya cuatro expedientes informativos derivados de las incidencias en los comedores escolares bajo su responsabilidad, afrontando sanciones por un importe total de 20.204,5 euros y no pocas quejas y críticas por parte de colectivos de padres y madres de alumnos en torno aspectos como la calidad de la comida.

La subrogación de los trabajadores pertenecientes a los comedores escolares inicialmente adjudicados a Catering Brens, que tendría aún pendiente el pago de algunos conceptos a las plantillas, habría motivado en ese sentido que finalmente Serunion no optase por los contratos en cuestión.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.