Una máquina quitanieves en Almería
Una máquina quitanieves en Almería EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Desde esta madrugada, el amplio dispositivo material y humano con el que cuenta la Junta en la provincia de Almería para afrontar el invierno en las red autonómica centra sus esfuerzos en las sierras de Los Vélez, Filabres y cara oriental de Sierra Nevada, la zona más afectada por el temporal de frío y nieve, según ha explicado la Junta en una nota.

Como consecuencia del temporal permanecen cortadas tres carreteras, la A-327, entre Santa María de Nieva y la A-92 Norte; la A-1100, entre Uleila del Campo y Cantoria; y la A-1178, entre el cruce de Olula de Castro hasta Serón pasando por Calar Alto.

El personal y los vehículos quitanieves de la Consejería trabajan en la actualidad en estas carreteras, esparciendo sal y retirando la nieve acumulada para restablecer cuanto antes las condiciones de vialidad. Se prevé que estas carreteras puedan reabrirse al tráfico a lo largo de la este jueves "siempre que no empeoren las condiciones meteorológicas".

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Joaquín Jiménez, ha detallado que "en esas sierras está actuando un centenar de operarios de conservación de carreteras y una treintena de vehículos, de los cuales siete son máquinas quitanieves con el fin de mantener el uso de las carreteras en condiciones adecuadas para transitar y minimizar el efecto de las heladas y la nieve".

Asimismo, ha añadido que "la seguridad es un elemento prioritario en los trabajos de vialidad invernal tanto en lo relativo a los usuarios de la carretera, como a los trabajadores de los equipos". "El éxito y la eficacia de estas labores están condicionados por la rapidez de la reacción y por la prevención", ha apostillado.

El Plan de Vialidad Invernal de este año se activó en Almería en noviembre pasado con una plantilla compuesta por un centenar de operarios, 31 máquinas y vehículos y el acopio de 500 toneladas de sal, un dispositivo coordinado desde los cuatro centros de conservación integral de los que dispone la Consejería de Fomento y Vivienda para el mantenimiento de los 826,61 kilómetros de carreteras competencia de la Junta de Andalucía en la provincia de Almería.

Éstos se localizan en Chirivel para atender la zona norte, con un total de 206 kilómetros; Vera para el levante (215 kilómetros), Fiñana para el área central (228 kilómetros) y en Huécija para el sur almeriense (222 kilómetros).

Las labores desarrolladas desde estos centros de conservación integral se ejecutan de manera conjunta con la Guardia Civil de Tráfico y el Servicio de Emergencias 112 para registrar el menor número de incidencias en caso de temporal y restaurar en el menor tiempo posible la normalidad en las carreteras que se vean afectadas.

Los tramos de carreteras donde existe mayor probabilidad de riesgo de nevada y heladas se sitúan en las carreteras A-317 (Los Vélez y María), A-327 (de Huércal-Overa a Vélez Rubio), A-334 (de Olula del Río a Alcóntar), A-348 (de Canjayar, a Cherín), A-349 (Tahal, Macael), A-391 (El Marchal), A-399 (Partaloa, Oria y Chirivel), A-92 (Abla, Fiñana), A-92N (Vélez Rubio, Chirivel y El Contador), A-1100 (Uleila del Campo, Cobdar), A-1176 (Fiñana), A-1178 (de Serón a Gérgal) y A-1180 (Fondón).

Consulta aquí más noticias de Almería.