El Ebro, en la ciudad de Zaragoza
El Ebro, en la ciudad de Zaragoza Europa Press

A primeras horas de esta mañana, el Ebro a su paso por Zaragoza registraba un caudal de 1.217 metros cúbicos y la previsión apunta a que a los 3,71 metros de altura sume unos 30 centímetros. Sería un "caudal de invierno ordinario y de evolución rápida por lo que no espera que se mantenga la máxima lámina de agua durante mucho tiempo", han indicado a Europa Press desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Aguas arriba de Zaragoza, el caudal máximo ya ha superado la localidad de Pradilla "donde ya está de bajada" y, aunque se trata de una avenida ordinaria, "no quita que haya desbordamientos puntuales, aunque no se esperan incidentes destacadas", han señalado las mismas fuentes.

El máximo de la crecida llegaba a Aragón este miércoles, alcanzando en Novillas el río una altura de 7,30 metros, dato muy similar al de marzo de 2016, ha explicado la CHE.

La gestión conjunta de los embalses de Itoiz y Yesa ha permitido reducir los caudales del Ebro en unos 500 metros cúbicos.

Para los próximos días, no se esperan lluvias ni nevadas importantes y las temperaturas, aunque seguirán siendo bajas, se irán recuperando de forma lenta y progresiva, por lo que no se prevén nuevas crecidas en la cuenca del Ebro.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.