Ayuntamiento de Madrid
Placa del Ayuntamiento de Madrid. EUROPA PRESS

El Ministerio de Hacienda no ha aprobado el Plan Económico-Financiero (PEF) presentado por el Ayuntamiento de Madrid al considerar que "no implementa las medidas solicitadas tendentes a la consecución de las reglas fiscales", una decisión a la que responde el Gobierno municipal considerando "cumplimentada la exigencia realizada por el Ministerio" ya que ya procedió al acuerdo de no disponibilidad de crédito y efectuado la correspondiente retención en el ejercicio 2016, han informado fuentes municipales a Europa Press.

La Secretaría General de Financiación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda y Función Pública comunicó ayer al Ayuntamiento su decisión de no aprobar el PEF. Dado que considera "cumplimentada la exigencia realizada por el Ministerio", el Ayuntamiento subraya que seguirá defendiendo sus políticas de incremento de gasto social e inversión en el marco de estabilidad presupuestaria y reducción del endeudamiento que ha demostrado en este último año y medio de gobierno.

En el año 2015 el Ayuntamiento de Madrid no cumplió la regla de gasto por 17 millones de euros debido a la devolución parcial de la paga extra a los funcionarios, que no se pagó por decisión del gobierno en el año 2012, han recordado las mismas fuentes.

Para solventar esa situación y siguiendo las indicaciones legalmente establecidas, el Ayuntamiento de Madrid elaboró un Plan Económico-Financiero referente a 2016 y 2017 proponiendo una interpretación de la Regla de Gasto que permitiese al Consistorio incrementar las inversiones necesarias para la ciudad.

Ofrecía en ese plan las garantías de seguir registrando superávit y reduciendo a buen ritmo la deuda. El documento fue aprobado en el Pleno del Ayuntamiento del 28 de septiembre de 2016 con los votos favorables de Ahora Madrid y PSOE. El pasado mes de diciembre el Ayuntamiento aportó una extensa documentación adicional al Plan (con 400 páginas de informes y anexos que completaban el expediente), tal y como había solicitado el Ministerio de Hacienda.

Sin embargo, estas explicaciones no han convencido al departamento que dirige Cristóbal Montoro, que prevé un nuevo incumplimiento de la regla de gasto en 2016 que podría superar los 300 millones de euros.

"Seguimos adelante con nuestros planes"

En este contexto, la pregunta es clara: ¿qué va a hacer ahora el Ayuntamiento? La respuesta es nada. La portavoz municipal, Rita Maestre, explicó ayer en rueda de prensa que no se podrá avanzar nada hasta que no se liquide el presupuesto del ejercicio pasado, algo que se producirá en el primer trimestre del año. Solo entonces se podrá saber si se ha incumplido la regla de gasto y su cuantía.

«Cuando llegue ese momento daremos los pasos convenientes. Queremos seguir colaborando y negociando con el Ministerio de Hacienda y seguimos comprometidos con la política de inversión en infraestructuras y en servicios públicos sociales», manifestó Maestre.

La portavoz recordó que el Ayuntamiento puede sacar adelante sus presupuestos sin el PEF, que es obligatorio una vez que se haya producido el incumplimiento de la regla de gasto en la liquidación, aún no hecha, del año 2016. «No hay obstáculo para que sigamos adelante con nuestros planes», ha apuntado. Eso sí: una vez que se acredite el incumplimiento habrá que hacer un nuevo PEF.

Consulta aquí más noticias de Madrid.