Un alumno de 15 años de un colegio de secundaria de Monterrey, en el norte de México, se ha suicidado tras atacar a mano armada el centro educativo al que asiste dejando cuatro heridos, tres de los cuales se encuentran en estado muy grave.

El atacante falleció en el hospital a consecuencia de un disparo en la cabeza que propinó el mismo. "Este joven ha sido retirado de la atención médica porque tenía muerte cerebral y ha fallecido", indicó en una rueda de prensa Jaime Rodríguez, el gobernador del estado de Nuevo León, del que es capital Monterrey.

Sobre la condición de los heridos, con heridas en la cabeza, la maestra presenta un cuadro de salud "muy grave", una estudiante está grave pero estable, un tercer alumno está siendo intervenido y una joven más fue operada del brazo y podría ser dada de alta mañana, según el  el portavoz de Seguridad del estado de Nuevo León, Aldo Fasci.

El suceso tuvo lugar a las dos de la tarde hora española en el Colegio Americano del Noreste, que es privado, ubicado en el norte de Monterrey. Al describir el ataque, Fasci dijo que el joven "se levanta súbitamente de su asiento, dispara a la maestra, a sus dos compañeros, voltea, dispara a otro y les grita que estén tranquilos, que se agachen y después se dispara a sí mismo", aparentemente después de recargar el arma. "Duró segundos todo", comentó.

Fuentes gubernamentales confirmaron que el estudiante estaba en tratamiento psicológico y apuntaro que fue "el único agresor". Las víctimas están siendo atendidos en centros cercanos al colegio. Según Fasci, tenía "un cuadro depresivo, como lo tiene cualquier muchacho, y no era algo alarmante", además de que no tenía conflictos ni con su maestra ni con sus compañeros.

Se trata de un episodio poco frecuente que reabre el debate sobre el control de armas en las escuelas, por el que se creó el programa oficial Mochila segura.

"La película completa"

De momento, las autoridades rechazan adelantar hipótesis sobre el ataque hasta elaborar el perfil del agresor, quien sufría un cuadro de depresión, e investigar el origen del arma.

"No queremos manejar una hipótesis hasta tener la película completa", dijo a Radio Fórmula el portavoz de Seguridad del estado de Nuevo León, Aldo Fasci, sobre el ataque del estudiante, cuyos compañeros están siendo interrogados.

Aseguró que las autoridades quieren "revisar toda la información" sobre el entorno del joven, entrevistar amigos y familiares, revisar redes sociales, su ordenador, para elaborar el perfil sicológico, además de hacer pruebas periciales.

El portavoz dijo que se investigará la procedencia del arma que el estudiante usó en el ataque, calibre 22, "que seguramente nos va a llevar a Estados Unidos, pero hay que hacer el seguimiento", y por qué tenía destreza en su manejo.

En relación a los padres del agresor, comentó que ellos están en trance debido a la muerte de su hijo en estas circunstancias y agregó que "decidieron donar sus órganos".

Consternación en el país

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha afirmado que le "duele mucho" el ataque armado, que ha consternado la opinión pública del país.

"Como padre de familia y presidente, me duele mucho lo que pasó esta mañana en un colegio de Monterrey", escribió el gobernante en su cuenta de la red social Twitter. "Me uno al dolor y consternación de las familias y de la comunidad escolar", agregó.

En la misma plataforma, el secretario (ministro) de Educación Pública mexicano, Aurelio Nuño, se expresó en términos parecidos. "Lamento los hechos de violencia ocurridos en Monterrey. Mis pensamientos están con las familias de las víctimas", indicó.

Me duele mucho lo que pasó esta mañana

Además, Nuño consideró "inaceptable que la violencia lastime así a una comunidad escolar" y anunció que desde su secretaría dará un "seguimiento prioritario al caso".

Nuño explicó también que habló con el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, para ofrecerle su "apoyo" y reveló que acordaron "mantener una comunicación permanente".