Justice League / Power Rangers #1
Ilustración de la portada del primer número de una miniserie que une a los héroes de La Liga de la Justicia con los Power Rangers. DC Comics

Aunque ya nos hemos acostumbrado a ver a Iron Man peleando contra el Capitán América, a los Aliens y los Depredadores compartiendo universo o a protagonistas de una serie haciendo cameos en otra, hubo un tiempo en el que los crossovers ficcionales, los cruces de personajes, no eran tan frecuentes como hoy día. De hecho, eran auténticos acontecimientos que hacían enloquecer a los fans.

¿Quién podría imaginarse en los 90 al gran Super Mario, mascota de Nintendo, junto a Sonic, mascota de Sega, la compañía rival? No era más que una fantasía friki de miles de chavales que soñaban con ver materializada en píxeles la confrontación de las, por aquel entonces, dos mayores compañías de videojuegos. Sin embargo, el sueño se cumplió y, con el tiempo, Mario y Sonic ya se han visto las caras en bastantes ocasiones, compitiendo en deportes de invierno e incluso peleando uno contra otro a puñetazos y patadas.

La industria del cómic fue la primera en aprovechar el tirón comercial del crossover, que garantizaba un aumento de ventas: DC Comics unió a sus héroes más populares (Batman, Superman, Flash...) en La Liga de la Justicia y, después, Marvel hizo lo mismo y formó Los Vengadores (Iron Man, Thor, Capitán América...).

Esto era fácil, ya que no suponía más que unir propiedades intelectuales de una misma empresa, pero el verdadero morbo era ver juntos a personajes de distintas compañías. Incluso eso llegó. Tras arduas negociaciones, los héroes de una y otra editorial se han visto las caras varias veces en las viñetas: Superman contra Thor, Batman contra Iron Man, Flash contra Mercurio...

La industria del cómic fue la primera en aprovechar el tirón comercial del 'crossover'

Aunque los cómics han dado quizá los cruces más disparatados e insólitos (Batman yDrácula, Superman y el conejito de Nesquik, los X-Men y Star Trek...), existen multitud de ejemplos en otros medios.

La televisión nos regaló un encuentro entre la señora Jessica Fletcher, de Se ha escrito un crimen, y Magnum, llevó a las chicas de Los ángeles de Charlie al barco de Vacaciones en el mar y permitió que Steve Urkel visitara la casa de Padres forzosos.

El cine ha seguido la senda superheroica de los cómics, pero también ha dado algunos crossovers más originales como el enfrentamiento entre Godzilla y King Kong; mientras que los videojuegos son cada vez más dados a estos cruces.

Este recurso da lugar a peculiares historias, muchas veces no canónicas –es decir, fuera de la continuidad oficial de la franquicia–, que fantasean con la idea de qué pasaría si cierto personaje o universo de ficción colisionase con otro, una idea tan loca, épica y divertida para los fans como rentable para sus autores.