El cantante y exconcursante de Operación Triunfo Álex Casademunt fue agredido el pasado fin de semana en una discoteca de Pontevedra a la que había acudido junto a otros rostros televisivos para la promoción del local.

Según informan varios medios, entre ellos FormulaTV, el cantante se dirigió a dos chicas que estaban en el local, en términos que no han trascendido, pero aquello provocó que otro joven, amigo de éstas, reaccionara de forma violenta, golpeando en la cara al cantante con el vaso de cristal que tenía en la mano.

Según relata al citado medio Javián, su compañero en OT, Casademunt "no ha tenido nada de culpa, lo increparon, él lo intentó evitar y lo único que hizo fue empujarle. El otro iba borracho y le estampó el vaso en la cabeza".

Eso provocó graves cortes en la cara de Casademunt, que tuvo que ser trasladado al hospital, donde le tuvieron que dar cerca de 20 puntos de sutura. El supuesto agresor ya ha sido detenido.

Este martes el cantante subía a Instagram una foto de sí mismo en la que se podían apreciar los estragos de la agresión. "A pesar de lo aparatoso que parecía, estoy bien, tengo el ojo intacto y bueno... puntos y cicatrices... poco más", decía el cantante en el mensaje adjunto a la fotografía.  "Que no cunda el pánico que estoy bien", insistía el cantante, que además quería aclarar que "no fue una paliza sino un vasazo, todo ya está en el proceso que debe".

En la fiesta en la que se produjeron los hechos también estaban varios exconcursantes de Gran Hermano y de Mujeres y hombres y viceversa, además del cantante.