MATANZA EN ORLANDO
Equipos de rescate en las inmediaciones de la discoteca Pulse de Orlando, tras el ataque. EPA/CRISTOBAL HERRERA / EFE

Noor Mateen, la esposa de Omar Seddique Mateen, el autor de la masacre que acabó con la vida de 49 personas en junio de 2016 en una discoteca gay de Orlando, Florida (EE UU), ha sido detenida en San Francisco por su implicación en el tiroteo, han informado este lunes medios locales.

La mujer fue arrestada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos por colaboración, complicidad y obstrucción a la justicia en la peor matanza por arma de fuego que ha sufrido el país, indicaron fuentes de la operación a CBS News.

Noor se mudó a San Francisco después de que su esposo entrase en la madrugada del 12 de junio de 2016 fuertemente armado en la discoteca Pulse, donde se celebraba la Noche Latina, y matase a 49 personas antes de ser abatido por las fuerzas especiales de la Policía de Orlando.

The New York Times ha informado de que está previsto que la mujer comparezca este martes ante un juez federal en San Francisco para responder de estos supuestos delitos.

El FBI cree que la matanza de Pulse se debe tanto a un atentado terrorista como un crimen de odio contra los homosexuales Los investigadores sospechan desde hace tiempo de que Noor pudo estar implicada en la matanza y que incluso acompañó a su esposo, un estadounidense de origen afgano, a una tienda de armamento antes del tiroteo.

Tras la matanza, la Fiscalía federal decidió no enjuiciar a ninguna persona relacionada con Omar al considerar que sería "erróneo" e "injusto", pero el FBI no ha dejado de investigar la participación de Noor en los hechos.

En una entrevista publicada en noviembre pasado por The New York Times, la mujer dijo que "no sabía nada" de lo que tenía planeado su esposo. "No apruebo lo que hizo. Siento mucho lo que ha pasado. Ha herido a mucha gente", aseguró la mujer, nacida en California.

Poco antes de morir por los disparos de las fuerzas del orden, en las conversaciones que mantuvo con el teléfono de emergencia 911 Mateen juró lealtad a Abu Bakr a-Baghadadi, el líder del grupo terrorista Estado Islámico, y pidió que EE UU dejase de bombardear Siria.

Sin embargo, el FBI considera que la matanza de Pulse se debe tanto a un atentado terrorista como un crimen de odio contra los homosexuales.